La dignificación de la música alcoyana

Segunda crónica del concierto de Diumenge de Rams escrita por Antonio Sola

PMB

Antonio Sola (Almoradí, 1974)
Antonio Sola
(Almoradí, 1974)

 

Después de la crónica que nos ofreció Adrián Espí Valdés, agradecemos también la opinión que nos ofrece del concierto Antonio Sola, componente del cuarteto de percusión Esclats. Es un orgullo que gente de tan alto bagaje cultural y musical colabore desinteresadamente en nuestra web ofreciendo textos exclusivos sobre nuestro trabajo y nuestra música.

 

 

La dignificación de la música alcoyana

 Para un aficionado a la música y fiesta de moros y cristianos Alcoy es un lugar muy especial. Aquí se realizan las primeras composiciones ex profeso para la fiesta de moros y cristianos y es una ciudad donde la fiesta tiene algo especial, que seduce y no te deja indiferente.

Era la primera vez que asistía a un concierto de música festera en Alcoy, con lo cual para mí ya era todo un acontecimiento. Si a eso le añadimos que el Domingo de Ramos realiza el concierto la Corporación Musical Primitiva de Alcoy, agrupación que tiene en su archivo piezas muy exclusivas de este género musical, pues hace que lo que allí te vas a encontrar no tiene nada que ver con un simple concierto de música festera. Pero además este año habían dos acontecimientos especiales. En primer lugar el 75 aniversario desde el primer concierto de música festera que realizó esta banda y de forma ininterrumpida hasta hoy, con la interpretación de algunos de los pasodobles que se interpretaron en esa primera edición en 1940 Anselmo Aracil y Chano. Y el segundo acontecimiento especial era el centenario de la marcha mora Uzul el M’Selmein (L´entrà dels moros) de Camilo Pérez Monllor. Con todos estos antecedentes mi impresión era que iba a asistir a un acontecimiento histórico. Y efectivamente así fue.

El día amaneció brillante y cálido, presagio de lo que iba a ser el concierto.

Diumenge de Rams (13-04-2014)
Diumenge de Rams
(13-04-2014)

Destacar un detalle y es que al principio del concierto hacen públicamente ingreso en la banda los nuevos componentes, lo cual es habitual en todas las bandas que conozco realizarlo en Santa Cecilia. Este hecho denota también la importancia que para la Primitiva tiene este especial concierto del Domingo de Ramos.

En la primera parte pudimos escuchar Pare i Fill de Camilo Pérez Laporta y Camilo Pérez Monllor, Anselmo Aracil de José Espí Ulrich, dos pasodobles que sirvieron para entrar en calor tanto al público como a la banda. Después vendría Moros y cristianos de Camilo Pérez Monllor, que desató en el público la primera gran ovación y que fue todo un descubrimiento para mí. El concierto continuó con Cuco de Fernando Tormo Ibáñez que hizo de puente para las dos piezas que cerraban la primera parte: Santos, Poetas y Guerreros de Enrique Igual Blasco, pieza de corte medieval, muy colorista y de mucha intensidad (obra que tampoco conocía), y terminó la primera parte con Moro de Granada de Gonzalo Blanes Colomer una marcha mora que me dejó emocionado y con muchas ganas para seguir disfrutando de lo que quedaba.

La segunda parte comenzó con un pasodoble precioso de José Alfosea Pastor llamado Mis Amores donde la banda demostró mucha sensibilidad y gusto en la interpretación, continuando con el estreno de Gratitud de Jaime Lloret Miralles, un pasodoble de estilo y estructura clásicos y que sirvió para homenajear a su compositor.

Después vendría Alcoi Escata y Destral, un clásico de Rafael Mullor Grau, a continuación disfrutamos de Chano de Julio Laporta Hellín, y para terminar dos colosos de la música festera: Marxa del Centenari de Blanquer y Genna al Ariff de Evaristo Pérez Monllor, dos marchas que te dejan con una sensación de felicidad inmensa. Pero esto no acababa aquí, y es que después de acabar el concierto con esas dos marchas tan impresionantes, la Primitiva nos deleitó con una de las piezas distintivas de la entidad: L´entrà dels Moros. Escuchar el principio de esta marcha, con su cuidada sección de percusión y la entrada de las dolçainas hace que se apodere de todo tu cuerpo un estado de emoción indescriptible. Y para acabar, y con este estado emocional la interpretación del Himno de Fiestas puso fin a este extraordinario concierto.

El comportamiento de la banda fue magistral, una sonoridad muy compacta, con una esmerada interpretación y controlando por parte del director “ciertas licencias” que se adquieren al tocar en la calle este tipo de repertorio. Quizás he echado en falta en algunos momentos algo más de sonoridad a nivel de conjunto, pero también puede ser por mi colocación en el teatro. Àngel Lluís estuvo perfecto, con un gran control técnico, llevando a la banda en todo momento a su terreno y haciendo una muy buena y esmerada versión de todas las piezas. También ha estado muy acertado en la elección y distribución del repertorio a lo largo del concierto, tarea que no es nada fácil.

Felicitar a todos los músicos de la Primitiva y a su director por el buen trabajo realizado y animarles a que sigan cuidando como lo hacen y “dignificando” este género musical tan importante. También agradecer a todos los que hicieron posible que estuviera presente en este concierto y pudiera disfrutar de algo inolvidable. Gracias a todos.

ANTONIO SOLA

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s