Música per a Santa Cecília 2014

El Grup de Dolçainers i Tabaleters La Cordeta i la Corporació Musical Primitiva van dur a terme els seus compromisos en la festivitat de Santa Cecília

Cercavila previa al concert
Cercavila previa al concert (Foto extreta del perfil de Facebook del Grup)

PMB. El Grup de Dolçainers i Tabaleters La Cordeta va participar el passat dissabte 22 en la Missa en honor a Santa Cecilía interpretant “El Fandango de Xixona” i “La Dansà de El Pinós” amb el Grup de Danses Carrascal. Posteriorment van realitzar una cercavila juntament en el seu director Julio García Casasempere ambientant els carrers abans del concert de les tres bandes amb el pasdoble “Olga” de José Rafael Pascual Vilaplana, per a continuació i  amb el Grup de Dolçaines i Tabals Barxell tocar les peces “T’ho mereixes” de Francisco Valor Llorens i “Jaume Domenech” de J. Agustín Arbona Muñoz.

Rubio Olivares amb La Primitiva per Santa Cecília
Rubio Olivares amb La Primitiva per Santa Cecília

Per altra banda, La Primitiva va actuar en el concert de Santa Cecília efectuat al Teatre Calderón en l’últim lloc sota la direcció d’Àngel Lluís Ferrando amb l’actuació solista del clarinetista Pedro Rubio Olivares en una exquisida actuació de tres peces de meitat i finals del segle XIX “Capricho para clarinete” de Calvist; “Fantasía para clarinete” de Pérez Laporta i “Las flores rossinianas” de Cavallini. Malgrat el retard en l’horari d’actuació, els aplaudiments van ser ensordidors aconseguint La Primitiva altra actuació memorable constituint un luxe i un goig haver pogut compartir enregistrament i concert amb el mestre Olivares en dues setmanes consecutives.


És Titol.lat Superior en Harmonia, Contrapunt, Fuga, Composició i Instrumentació, Direcció de Cors, i Direcció d’Orquestra. També es titol.lat en Piano, Viola, Clarinet, Llenguatge Musical, Transposició i Acompanyament. – See more at: http://www.musicafestera.com/autors/mullor-grau-rafael#sthash.aje8kkyh.dpuf
És Titol.lat Superior en Harmonia, Contrapunt, Fuga, Composició i Instrumentació, Direcció de Cors, i Direcció d’Orquestra. També es titol.lat en Piano, Viola, Clarinet, Llenguatge Musical, Transposició i Acompanyament. – See more at: http://www.musicafestera.com/autors/mullor-grau-rafael#sthash.aje8kkyh.dpuf
És Titol.lat Superior en Harmonia, Contrapunt, Fuga, Composició i Instrumentació, Direcció de Cors, i Direcció d’Orquestra. També es titol.lat en Piano, Viola, Clarinet, Llenguatge Musical, Transposició i Acompanyament. – See more at: http://www.musicafestera.com/autors/mullor-grau-rafael#sthash.aje8kkyh.dpuf

Dossier: Las sombras vividas de Carlos Palacio y Juan Gil-Albert

Continuando con nuestro afán recuperador de textos escritos o relacionados con la música alcoyana, conseguimos esta carta de Carlos Palacio a Juan Gil-Albert, publicada en el suplemento cultural “La Casa del Pavo” del periódico “Ciudad” en abril de 1983

  PMB

 

Carlos Palacio (Alcoy, 1911-París, 1997)
Carlos Palacio (Alcoy, 1911-París, 1997)

Existe un doble motivo para recuperar esta carta publicada ya hace 31 años. El primero, la presentación del libro de Àngel Lluís Ferrando “Carlos Palacio: vivència i perviència” en el Auditorio del Aula de Música de la Universidad de Alcalá de Henares; y, el segundo, el cincuentenario de la primera edición de una de las obras más personales del escritor alcoyano “Concierto en “mi” menor” que regala “El Nostre Ciutat” en su edición del 22 de Noviembre.

 Palacio fue colaborador del gobierno de la Segunda república la cual, a través del Ministerio de Instrucción Pública,  le encargó una serie de himnos siendo los más conocidos “Himnos a la Sexta División”, “Marcha de las Brigadas Internacionales” o “Compañías de acero” que fue considerada como la “Marsellesa española”. En 1950 marcha a vivir a París por una beca del ministerio de Cultura francés donde continúa su carrera musical con títulos como “Canción para un niño que nace en el destierro” dedicada a su hijo Carlos, “La Cantiga de la Tierra”, “Cantata a Lenin”, “La amante” con textos de Alberti y la más conocida “España en mi corazón”.

CARTA ABIERTA EN “MI” MENOR A GIL-ALBERT, por CARLOS PALACIO

ANDANTE CANTABILE

110702_05_LaPrimitiva_500
El Salt que tan bien describe Palacio es la Villa Vicenta donde La Primitiva ofreció un concierto el 2 de julio de 2011

 Juan, amigo: sobre mi mesa de trabajo reposan varios libros tuyos leídos y releídos. Hojeo algunas páginas al azar. A través de hombres y paisajes que tan sutilmente evocas, me parece encontrar algo mío, algo de mi vida que se hubiera engarzado -tú sin saberlo ni proponértelo- entre el tejido laborioso de tus palabras. Amigos que fueron tuyos que también se confundieron un poco con mi existencia. No cito nombres, la lista podría ser interminable. Vivires que tanto se parecen a los por mí sufridos; paisajes a los por mí mirados. La guerra de España, la derrota de la República; más tarde el exilio. ¡Pobre libro aquel en el que uno no encuentre una partícula de sí mismo y le hagan editar en su propio destino de criatura mortal! Pero antes, muchos años antes, lejos aún del vendaval de la historia que iba a dispersarnos como ceniza por tantos lugares de la tierra, ¿quién eras tú para mí? Te veo adolescente, ya empeñado en la creación de una obra literaria que ibas a dotar de una hondura que reflejaría, sensibilizada, los momentos alucinantes y dramáticos que más tarde vivirías. Porque ser poeta es percibir las sonoridades  de toda cosa creada, de toda amistad sentida; ser poeta es incrustarse con el alma abierta en todo vivir angustiado o gozoso, darle forma artística -a veces dolorosa- y salvarlo del olvido y de la nada. Habías escrito ya hermosos libros: “Vibración de estío” y “Fascinación de lo irreal” , que yo no conocía todavía. Tampoco te conocía a ti. Yo tenía entonces 17 años, tu nombre me sonaba en los oídos con una persistencia que alimentaba el vivo deseo de conocerte. La primera vez que te vi, en la calle San Lorenzo, salías de la antigua papelería “La Rata”, contigua a la también desaparecida panadería “La espiga de oro”. Vestías un traje de blanco incólume; era verano y la tarde alcoyana desfallecía de calor. Pocas semanas después, conducido por la mano de un amigo que tanto tú como yo apreciábamos, Pascual Pla y Beltrán -¿no le has olvidado, verdad, Juan? ¿Recuerdas aquellos ojos grandes y oscuros donde anidaba una angustia sin esperanza?- comenzamos a visitarte en tu casa veraniega que los alcoyanos conocíamos por El Salt. Llegábamos cansados y sedientos -hacíamos el camino a pie- y tu madre nos ofrecía frutas y refrescos. La recuerdo con simpatía, como si aún la viera; mujer menuda y movediza parecía que las cosas se encendiesen a su paso. Más que todo yo apreciaba en ella su adorable sonrisa. Veo también, entre mis lejanos recuerdos, como en el fondo de un lago transparente a tu cuñado Venancio, el médico, jovial, simpático y esbelto, marcado ya por un breve destino mortal, marchándose quizá, tan cargado de vida estaba, sin haber tenido tiempo de pensar en la muerte que le rondaba. También recuerdo a tu hermana. ¿Cuál de las dos?, me pregunto. ¿La que más tarde llamarías Perséfona? Ya no perdimos el contacto contigo; tu amistad nos era preciosa, y más tarde se unirían a nosotros Rafael Casasempere Juan, su hermano Gregorio y algún amigo más. Nos leías tú poemas como yo no he oído leer a nadie, con una dicción iluminada por el fervor de una profesión de fe que era para ti la poesía y que debías de sentir hasta el fondo de tu alma; versos hechos de gotas y matices que en tus labios acababan por desbordarse en una corriente poderosa. Yo descubría en ti al poeta, te me revelabas en sutiles poemas cuyo sentido y para desgracia mía no siempre era capaz de captar, pero cuya bella musicalidad me cautivaba. Por eso, a veces, cuando nos leías, me sentía excluído de un universo palpitante de delicadezas, como si se me hubiesen cerrado las puertas de un paraíso adorable que no mereciera gozar, y dejaba vagar mi imaginación por la casona de tus mayores. Así puedo recordar aún, como si delante de los ojos los tuviese todavía, la capilla (donde los días grandes de domingo, a la hora solemne y humilde de la misa, desaparecías entre el incienso que esparcías a tu alrededor); la gruta, con su discreto y melodioso murmullo de agua sin destino y el canto secreto de pájaros oscuros, la olmeda y aquellos bancales de olivos bordeados que me hacían pensar en la Italia que sólo a través de los escritos de Stendhal conocía.

ADAGIO DOLOROSO MOLTO CANTATO

Portada de sus memorias "Acordes en el alma" (Editado por Instituto Juan Gil-Albert, 1984)
Portada de sus memorias “Acordes en el alma” (Editado por Instituto Juan Gil-Albert, 1984)

Muy pronto, cada uno de nosotros iba a salir de su ámbito reducido y egoísta para incorporarse a una vida mayor. La historia se había aposentado con letras mayúsculas de sangre en el calendario: 18 de julio. ¡Adiós claras, adiós tardes únicas del Salt! Tú quedaste en Valencia, creo; a mí me sorprendieron los acontecimienbtos en Madrid y allí viví el asedio de la capital. Se había creado la Alianza de Intelectuales Antifascistas que tenía su sede en el palacio de Heredia Espínola, que tan bien conociste y del que más tarde escribirías. La mayoría de los compositores que vivían en Madrid, aislados ayer aún de la soledad de sus gabinetes de trabajo, se encontraron en el seno de dicha entidad. Has hablado en tus escritos, Juan, de los escritores; permíteme que cite a algunos compositores; Salvador Bacarisse, Rodolfo Halffter, Julián Bautista, José Moreno Gans, Enrique Casal-Chapí, Gustavo Durán (pocos meses después mandaría el XX Cuerpo de Ejército), Manuel Lazareno y los musicólogos Adolfo Salazar,  Eduardo Martínez Torner, José Castro Escudero y entre otros quien escribe estas líneas. Al desafío de “cuando oigo la palabra cultura saco la pistola y disparo”, el mundo intelectual se estrechó en una solidaridad organizada y activa dispuesta a defender el pensamiento. En Valencia  se creó también la Alianza y un día nos avisaron que dos intelectuales se desplazaban a Madrid portadores de un mensaje de alientos en los días difíciles que se avecinaban. Madrid vivía ya estremecido de obuses y muchos edificios mostraban desgarradoras cicatrices. Estaban presentes José Bergamín, Miguel Hernández, Pedro Garfias, León Felipe, Luis Cernuda, Rafael Alberti, María Teresa León y Emilio Prados entre otros muchos. Tan pronto pisaron el umbral del gran salón los escritores valencianos, todos nos pusimos de pie y los aplausos estallaron. No creo que los recién llegados ofrecieran a nadie más de lo que a mí me dieron: el abrazo de la vieja amistad, de la ciudad que era mía, Alcoy, aún tranquila pero ya desvelada por la guerra que se acercaba devorando hombres y ciudades. Los dos emisarios se llamaban Juan Gil-Albert y Pascual Pla y Beltrán.

 LENTO EXPRESIVO

 Algún tiempo después, ya evacuado el gobierno de Madrid nos volvimos a ver en Valencia. Eras redactor de Hora de España, revista que habías contribuído a fundar. Yo colaboraba en Música, portavoz de los compositores antifascistas, creada y subvencionada por el Ministerio de Instrucción Pública cuyo director de Bellas Artes era nuestro amigo el dibujante José Renau. Nos veíamos casi a diario aunque ya no tendríamos tiempo para la amistad poética y serena que había sido la nuestra. Nada ya volvería a ser lo que había sido. Nos encontrabámos a veces en la Alianza de Intelectuales, sita en la calle del Gobernador Viejo -casona de sabor rancio y antiguo, donde parecía que aún vibraba en sus salones el eco de un viejo aire de minué-, y también sobre las tres de la tarde en el histórico café Ideal Room, en la calle de La Paz. Era el lugar de reunión de los intelectuales evacuados por el gobierno, aunque nunca vi ni a don Antonio Machado ni a don Jacinto Benavente, por razones distintas que tú y yo conocíamos bien.

ANDANTINO CORAL CON FUOCO

Carlos Palacio en su Alcoy natal
Carlos Palacio en su Alcoy natal

Una tarde nos encontrabámos en dicho café alrededor de una mesa. No recuerdo si se hallaba con nosotros Acario Cotapos, el compositor brasileño o Luis Cernuda. Pero sí recuerdo el momento de emoción que íbamos a vivir: la interrupción inesperada del grupo de teatro del Altavoz del Frente que dirigía mi amigo argentino Martínez Allende (yo era responsable de la sección musical) que actuaba en los cafés, en las plazas, por las calles. A su aparición, todas las conversaciones se paralizaron por ensalmo y, ante un silencio impresionante, las voces de las recitadoras, en vibrantes poemas, nos recordaban los temas dolorosos y heroicos de la guerra. Era como una triste y furiosa letanía a varias voces que nos aportaba a todos el viento duro de las trincheras.

 LARGO MELANCÓLICO

 Después, tu destino de guerra te llevó a Barcelona, más tarde al campo de concentración. Yo me refugié en Alcoy donde viví siete interminables años de destierro interior. Tú te exiliaste a tierras de antigua civilización española. El 23 de octubre de 1950 se estrenaba en el teatro Principal de Valencia por la orquesta que dirigía Daniel de Nueda -mi destierro en Francia ya había comenzado- una obra mía. Fue mi canto del cisne. Después… la gran noche se abatió sobre mi música en España. Cerrado por el Oeste -realidad geográfica entrañable y perdida- me vi obligado a abrir brecha por el Este. Así paséo por muchas ciudades dejándome en ellas girones de mi alma y de mi música. Perdona que hable tanto de tu paisano Carlos Palacio -tú eres el personaje único de mis cuartillas-, pero no puedo verte en abstracto, no puedo escribir una palabra de nadie ni de nada si no sale de mí, si no asciende impregnada con la cargazón de mis conflictos interiores, de mis sombras vividas, mortecinos chispazos no apagados todavía. Al cabo de 37 años te visitaba de nuevo, pero ya no en El Salt, sino en tu acogedor salón de la calle Martí de Valencia. Con algunas nuevas arrugas en tu rostro -las mías son incontables- encontré al hombre que había sido siempre. No se podía hablar mal de nadie delante de ti. Intransigente con la bajeza y la mezquindad, eras respetuodo con la amistad, razonable con la vida, comprensivo para todo. “No soy un afrancesado”, me dijiste un día, “soy español que razona”.

ALLEGRO FESTIVO

Siendo alcalde José Sanus, recibía Juan Gil-Albert la Medalla de Oro y el nombramiento de Hijo Predilecto de Alcoy un 13 de abril de 1983
Siendo alcalde José Sanus, recibía Juan Gil-Albert la Medalla de Oro y el nombramiento de Hijo Predilecto de Alcoy el 13 de abril de 1983

Juan Gil-Albert, el pueblo de Alcoy, tu pueblo, va a entregare la Medalla de Oro de la Ciudad en premio a una larga vida de trabajo y creación. Habrás adivinado que mi escrito no pretende más que sumarse a un homenaje tan merecidamente concedido. Te diré a título personal que esa Medalla no es sólo premio a una obra realizada sino incentivo para continuarla. Cada página que escribas nos aportará una riqueza nueva que yo -sensible a tu decir- sabré entre tantos apreciar y agradecer.

PIU LENTO CON DELICATEZZA Y FINEZZA

Te escribo desde I’Ille d’Yeu, tierra de antiguos levantamientos contra la revolucón anclada como un navío en pleno Océano Atlántico. Una tempestad de verano azota hoy con sus furores desencadenados el blanco cementerio marino que diviso desde mi rústica ventana, como si el mar, rencoroso, buscase aún a aquellos seres que fueron sus víctimas inocentes. Emilia cose con su hilo infinito y la gata Lady descansa sobre mis rodillas su eternidad dormida. En una de mis últimas visitas hablamos -como siempre- de Alcoy. En el momento de despedirse de ti los amigos que te acompañaban al hotel, una muchacha alcoyana, conmovida hasta las lágrimas al estrechar tu mano, exclamó: “¡Qué feliç sóc!. Juan, dado el afecto que te profeso y el respeto que tu obra literaria me merece, te diré, donde estas tierras francesas que hace más de 30 años acogieron mi orfandad de español que, cuando recibas la Medalla de Oro de manos alcoyanas, también me sentiré -cosa tan difícil hoy- feliz al recordarte.

Ille d’Yeu (Francia)

2 de agosto de 1982

Fragments per a una història del clarinet (segle XIX). Concert de Santa Cecilia 2014: obres i autors

Unes breus notes introductòries a càrrec del nostre director Àngel Lluís Ferrando del que serà l’última part del concert de Santa Cecília que enguany recau a La Primitiva amb la participació del solista Pedro Rubio Olivares

 Enrique Calvist y Serrano (1851-1897) –el nom apareix equivocat al programa de mà– va estar un magnífic solista de clarinet, un notable professor, un excel·lent director i un compositor amb ofici. Totes aquestes vessants de la seua personalitat les va poder dur a terme a Madrid gràcies a la seua vinculació amb les grans bandes militars com ara la d’Alabarderos i la d’Ingenieros. Va estar director de les dues agrupacions, entre d’altres, solista en la majoria dels cicles musicals de la capital i un docent el qual, en moltes ocasions, elaborava ell mateix les composicions que es feien servir per a les proves a les bandes de prestigi. Potser aquest és el cas de “Capricho para clarinete” (ca. 1890) que presenta la tradicional estructura en dues seccions, amb una introducció lenta i la tradicional polaca de concert, tan estimada pel públic dels salons madrilenys de finals del XIX.

La figura i l’obra de Camilo Pérez Laporta són ben conegudes de tots, encara que la “Fantasía para clarinete” (1899) és una de les seues obres menys conegudes i difoses. Destinada segurament al seu fill Evaristo –d’un any abans són els estudis que signa Camilo “El Roig” per al seu fill clarinetista–, es tracta d’una obra composta en San Fernando que presenta la mateixa estructura que l’anterior: una introducció i un tempo di polaca. Sens dubte, es tracta d’una forma musical potenciada per la gran acceptació i demanda d’aquest tipus de composicions en els cercles burgesos de la societat del moment.

Ernesto Cavallini  (Milán, 1807-1874)
Ernesto Cavallini (Milán, 1807-1874)

Pel que respecta a Ernesto Cavallini, podem dir que també en la línia dels altres dos protagonistes de la intervenció de la Corporació Musical Primitiva, es tracta de un instrumentista de renom i de gran valia com a compositor. Pel que podem veure a la premsa de l’època, signat pel propi Barbieri, Cavallini venia a Espanya amb una gran reputació al darrera per la seua activitat com a primer clarinet de La Scala de Milà. A més, les seues composicions per al seu instrument i el seu virtuosisme com a instrumentista van causar una impressió força notable al nostre país.

“Las flores rossinianas” (ca. 1850) és una selecció de moltes de les melodies de les òperes de Rossini més conegudes en el seu moment. L’estructura de la composició reflecteix el gust de la societat decimonònica, en la qual els temes van fluint de manera juxtaposada, sense interrupcions, i on el virtuosisme del solista esdevé un objectiu bàsic de la composició, destacant extraordinàriament el nivell tècnic.

És Titol.lat Superior en Harmonia, Contrapunt, Fuga, Composició i Instrumentació, Direcció de Cors, i Direcció d’Orquestra. També es titol.lat en Piano, Viola, Clarinet, Llenguatge Musical, Transposició i Acompanyament. – See more at: http://www.musicafestera.com/autors/mullor-grau-rafael#sthash.aje8kkyh.dpuf
És Titol.lat Superior en Harmonia, Contrapunt, Fuga, Composició i Instrumentació, Direcció de Cors, i Direcció d’Orquestra. També es titol.lat en Piano, Viola, Clarinet, Llenguatge Musical, Transposició i Acompanyament. – See more at: http://www.musicafestera.com/autors/mullor-grau-rafael#sthash.aje8kkyh.dpuf
És Titol.lat Superior en Harmonia, Contrapunt, Fuga, Composició i Instrumentació, Direcció de Cors, i Direcció d’Orquestra. També es titol.lat en Piano, Viola, Clarinet, Llenguatge Musical, Transposició i Acompanyament. – See more at: http://www.musicafestera.com/autors/mullor-grau-rafael#sthash.aje8kkyh.dpuf

Presentación en Alcalá de Henares del libro “Carlos Palacio: vivència i pervivència”

En la segunda parte del acto se celebra un concierto de la pianista Marisa Blanes

PMB

Marisa Blanes
Marisa Blanes

El próximo sábado 22 se presenta en el Auditorio del Aula de Música de la Universidad de Alcalá de Henares el libro editado por Àngel Lluís Ferrando sobre la figura de Carlos Palacio “Carlos Palacio: vivència i pervivència”. En este acto intervienen Enrique Téllez, director del Aula de Música de la UAH y coautor; Luciano González Sarmiento, musicólogo y pianista del Trío Mompou; Ana Vega Toscano, pianista, profesora de la UAM y periodista de RNE. Seguidamente se celebra un pequeño concierto de la pianista Marisa Blanes que ofrecerá una selección de fragmentos de “España en mi corazón” de Palacio.

Jornada de grabación con el clarinetista Pedro Rubio Olivares

La Primitiva graba dos piezas para un futuro CD con el clarinetista Pedro Rubio Olivares dentro de su trabajo de recuperación de piezas de la música española para clarinete de finales del XIX

DSCN1777El sábado 15 de noviembre, La Primitiva realizó una grabación de dos de las obras para clarinete y banda que interpretarán en el concierto de Santa Cecilia junto con el clarinetista yeclano Pedro Francisco Rubio Olivares. Se trata del “Capricho para clarinete” de Enrique Calvist y “Fantasía para clarinete” de Camilo Pérez Laporta.

 Esta grabación forma parte de las tareas de investigación que este músico realiza para recuperar la música para clarinete de finales del siglo XIX y principios del XX con la creación de la editorial Bassus Ediciones.    Junto con su esposa, la pianista Ana Benavides, editó hace poco este “Capricho” realizando la adaptación para piano y con una introducción de Àngel Lluís Ferrando  “Una mirada hacia Enrique Calvist y Serrano (ca. 1851-1897) ”

APUNTES SOBRE EL SOLISTA

Pedro Antonio Rubio Olivares
Pedro Antonio Rubio Olivares

A la edad de 11 años, entra a la Banda de la Asociación de Amigos de la Música de Yecla por consejos de su tío Fulgencio Olivares, entrando a recibir clases de solfeo. Una vez acabado el primer método, entró a la banda tocando los platillos, siguiendo sus estudios hasta que se decidió y se vio conveniente cambiar su instrumento a clarinete. Más adelante, y ya que el director de la banda de entonces Francisco Rodríguez fue becado para estudiar en Francia, y siguiendo la política de dar la oportunidad a jóvenes salidos de la Academia de la banda y en curso de estudios superiores, entra como director de la banda el 1 de noviembre de 1987.

 DSCN17831En 1990 deja la dirección musical de la banda para ir incorporándose como Profesor de Clarinete en distintos conservatorios españoles hasta acabar en el Conservatorio Nacional de Música Joaquín Turina de Madrid. Va perfeccionando sus estudios, mientras su curriculum va creciendo ya que en el año 1997, realiza estudios en el Royal College of Music de Londres, donde obtiene el Clarinet Perfoming Diploma; más tarde, de regreso a España estudia clarinete histórico con el profesor Carles Riera en el Conservatorio de Granollers (Barcelona), volviendo en el año 2003 a ampliar estudios de clarinete en el Conservatorio de Rótterdam (Holanda), con el profesor Henri Bok consiguiendo el Bass Clarinet Diploma.

Sus viajes por Europa le hacen entrar en contacto con un proyecto musical a nivel europeo: “Eurocass”, la asociación europea de clarinete y saxofón, de la que desde 2001,  es su representante en España, en su lucha por conseguir el reconocimiento del clarinete bajo. Forma dúo desde 1991 con la pianista Ana Benavides con el nombre de “Rubio Benavides“,  actuando en España, Italia, Francia, Suiza, Alemania, Argentina y EE. UU, entre otros países, y ha grabado para la Radio y Televisión Española, siendo premiado en distintos Concursos Internacionales de Cámara en Italia y Francia.

En 2007,  crea en Madrid la editorial Bassus Ediciones Musicales, cuyo principal objetivo es recuperar el repertorio del siglo XIX español y la publicación de obras y material didáctico para Clarinete y Clarinete Bajo, siendo grabados ya tres volúmenes sobre “El Clarinete Romántico Español” o  la “Obra completa para piano de Eduardo Ocón”. Actualmente es profesor también del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid especializado en clarinete bajo.

La Primitiva actúa en una edició especial de “La ciutat dormida”

Dues impressionants i desconegudes marxes fúnebres són l’aportació de la banda a la celebració del 125 aniversari del Cementeri Sant Antoni Abat d’Alcoi

La ciutat dormida

PALABRAS A LOS MUERTOS

(Juan Gil Albert, 1904-1994)

 Oh muertos, desconocidos hombres que pueblan

mi mundo de fantasmas,

y que errantes sobre nuestros caminos de la vida,

pesan como los árboles frutales, abrumados,

hacia el suelo profundo.

 Pablo Martínez

  Aquest és un petit fragment d’un dels poemes seleccionats per Jordi Botella per anar il·lustrant la ruta literària i musical que va constituir l’edició especial de “La ciutat dormida” amb el tema principal de la presència de la Mort. Els poemes van ser admirablement recitats per Juan Javier Gisbert Cortés i Ricard Sanz Pérez amb una varietat d’autors que van anar dels alcoians Gil Albert i Joan Valls, passant per valencians com Ausiàs March i Vicent Andrés Estellés fins clàssics com Homero o Dante Alighieri.

La banda al Cementeri Civil interepreta la marxa fúenbre de Casasempere Juan
La banda al Cementeri Civil interpreta la marxa fúnebre de Casasempere Juan (Foto: Diego Valor)
José Seva Cabrera
José Seva Cabrera (1865-1922) va ser retratat pel pintor Cabrera, cosí seu, en agraïment per haver-li dedicat el pasdoble “El nuevo castillo”

Mentre l’acte es desenvolupaba amb una assistència de públic limitada a 200 persones, la banda es reunia al Cementeri Civil, lloc on s’enterraven als dissidents de la religió catòlica i que destaca per la seva absència de símbols religiosos a les tombes. Entre elles, es troba la del músic José Seva Cabrera (director de La Primitiva entre 1897 i 1902, i autor de “1899” i de “El nuevo castillo” dedicat al seu cosí, el pintor Fernando Cabrera, dissenyador del castell de Festes en 1895). En eixe lloc, i a la arribada dels espectadors, la banda va interpretar la primera marxa fúnebre sense títol del programa composta per Rafael Casasempere Juan i datada més o menys en 1928. Després de les explicacions dels historiadors i guies Elisa Beneyto i Lluís Vidal sobre el cementeri ateo, la banda va realitzar una cercavila mortuòria amb la segona marxa fúnebre d’Amando Blanquer, també sense títol, datada en 1956 i que no té res que envejar a la més coneguda “Alcoy llora”.

 La Coral Polifònica Alcoiana sota la direcció de la jove Alexandra Soler va cantar dues peces de cantautors tant coneguts com Raimon (“Al vent”) i d’Ovidi Montllor (“Homenatge a Teresa”), i finalment el Grup de Danses Sant Jordi va recuperar dos balls tradicionals de vetlatori “El Vetlatori de La Costera” i “La sandinga de Xixona”.

 Aquests balls van posar punt final a una celebració pionera en esta ciutat després de situar aquest camposanto en la “Ruta Europea de Cementeris” que ens deixen una sèrie d’imatges que apareixen en el següent àlbum, sent les fotografies obra de Diego Valor, Vicente Pastor, Pablo Martínez i altres extretes del perfil que té el cementeri alcoià a Facebook.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tania Bou en el estreno de un musical en Cocentaina

El sábado 15 de noviembre se estrena “Rose Theatre” a beneficio de SOLC en el Centre Cultural El Teular de Cocentaina

PMB

 Rose Theatre

El sábado 15 de noviembre en dos sesiones de 19 y 22 h. se estrena en el Centre Cultural El Teular de Cocentaina el musical “Rose Theatre” a cargo del Grup de Teatre El Patronat a beneficio de SOLC que cuenta con el patrocinio de l’Ajuntament de Cocentaina, Radio Cocentaina, Radio Alcoi, Cope Alcoy y Mutualidad de Levante.

 El título hace referencia al color rosa de los lazos con el que simboliza la lucha contra el cáncer de mama, tratándose de un argumento original del escritor contestano Juanfran Ferrándiz (autor de “Las horas oscuras”) en el que unas hermanas intentan salvar el cierre de un teatro a cargo de su despótico padre.

Tania Bou Vico
Tania Bou Vico

La dirección del montaje corre a cargo de Paco Gisbert y Moisés Olcina es el director musical junto con su cuarteto y una selección de músicos bajo el nombre de MOQ+Modern Band, que interpretan los números musicales con una selección de obras que van del pop y el rock al jazz y la salsa como “Los reyes del mambo tocan canciones de amor”. De entre estos números, Tania Bou interviene con “Memory” del musical de Lloyd Weber “Cats” y el éxito de Andrea Bocelli “Con te partiro”. El ballet de Inma Cortés también tiene una colaboración  fundamental en el montaje.

Programación Santa Cecilia 2014

El domingo 9 de noviembre, l’ Agrupació Musical Serpis inicia la programación dedicada a Santa Cecilia que ofrecerán las distintas agrupaciones musicales alcoyanas

Santa CeciliaPMB

 La Comissió de Santa Cecilia con el patrocinio de l’Ajuntament d’Alcoi ha preparado un programa de conciertos en el que colaboran todas las entidades musicales. La serie arrancó el 9 de noviembre con un concierto de l’Agrupació Musical Serpis en el Círculo Industrial y finalizará el próximo domingo 30 de noviembre en el mismo escenario con l’Orquestra de Plectre Harmònica Alcoiana.

 El día central de la festividad se desarrollará el próximo 22 de noviembre con una misa dedicada a la patrona en la iglesia de San Mauro y San Francisco en el que participa la Orquestra Simfònica, el Grupo Cantores de Alcoy, el Grup de Danses Carrascal i el Grup de Tabaleters i Dolçainers La Cordeta; un pasacalle en el que intervienen els dolçainers de La Cordeta y Barxell, para dar paso al concierto de las tres bandas en el Teatre Calderón con el concierto de las tres bandas en el que La Primitiva intervendrá en último lugar junto con el clarinetista Pedro Rubio Olivares.

Dossier: Homenaje a Fernando de Mora Carbonell (II): Un home, un clarinet, una batuta

El poeta Joan Valls y el escritor y periodista Rafael Coloma se unieron con sus colaboraciones al concierto-homenaje a Fernando de Mora

PMB

Fernando de Mora carboell en un momento de la entrevista (Foto: Valero)

Seguimos recordando y celebrando el 40 aniversario del concierto que se realizó el 17 de noviembre de 1974 en homenaje al director de la banda Fernando de Mora Carbonell en el desaparecido Teatro Circo. De Joan Valls reproducimos unos sonetos que compuso y dedicó a su figura y de Rafael Coloma un largo parlamento ensalzando toda su actividad al frente de la banda durante 35 años y que sirvió como prólogo al concierto. Finalizamos el recuerdo a su figura con una grabación histórica del “Krouger” de Pérez Laporta perteneciente al CD de 1968 “Ecos del Serpis”.

 

SONETS D’HOMENATGE A FERRAN DE MORA CARBONELL,

MÚSIC DE TOTA LA VIDA

                           I

 Un home, un clarinet, una batuta

que amb l’amor per la música s’inflama.

Cada día somou el pentagrama

i reviva la nota més eixuta.

Ferran de Mora, el músic més fidel

dels que arrelen profunda alcoiania,

perqué el cor el té gran, plé d’harmonía

i a la Vella ha donat el seu anhel.

El poeta Joan Valls Jordà (Alcoi, 1917-1989)
El poeta Joan Valls Jordà (Alcoi, 1917-1989)

D’on has tret eixa força, eixa destresa

treballant pacientment, l’ ànima encesa

per una voluntat sense desgana?

De dir este secret ja toquen hores,

perqué al teu espèrit sempere atresores

el tremp de nostra música alcoiana.

II

Un formigueig de notes l’enamora

en simetria de paper pautat,

i així descanses de l’activitat

que et mou la quotidiana llançadora.

Entre lira i teler un fat combina

l’alé romàntic i treballador,

i afegixes al seny del teixidor

la fe d’un art que dona llum divina.

I Alcoi sona al teu cor com la campana

que sempre t’ha animat lluïnt la ufana

volença i el respecte fraternal.

Ferran de Mora, mestre en excel.lència;

t’has crescut en la càlida cadéncia

d’una antiga mareta musical.

III

Al xic li has explicat qué són les claus,

el valor de les notes, l’armadura,

tot el món complicat que s’estructura

en eixe art infinit. I no decaus.

I cada día ensenyes pacientment,

rodejat per l’estímul infantil.

i oferixes un goig cara a l’atril

per si volen triar ja l’instrument.

Sempre rejovenint ilusió viva

de millorar la banda Primitiva

musicant-li optimisme a la llavor.

Els anys passen. I rics de melodies

quedaran els records d’eixos grans dies

en la dolça enyorança d’un amor.

IV

Si els meus versos no adornen l’homenatge

com mereixes, perdona a qui també,

ademés de fer versos, al cor té

un tret de musical aprenentatge.

De xic oint-te a tu m’embadalia:

quina modulació, quina dolcesa,

la del teu clarinet cantant bellesa

i posant emoció a la melodia!

Sempre et vaig vore mantenint la flama,

guarnint noblesa sobre el pentagrama,

la constància fecunda com escut.

El fruit que tu has donat en fets perdura,

i hem de vore per sempre en la figura

a qui forjar bons músics ha sabut.

JOAN VALLS JORDÀ

 

 

La Primitiva en 1973 con Mora Carbonell al frente (Foto: Carlos Coloma) (Archivo: Fototeca Municipal)
La Primitiva en 1973 con Mora Carbonell al frente
(Foto: Carlos Coloma) (Archivo: Fototeca Municipal)

UN PRODUCTO DE LA BANDA PRIMITIVA

RAFAEL COLOMA PAYÁ¹

 Nos hemos reunido aquí para rendir a un hombre cordial homenaje de simpatía, respeto, amistad y gratitud. El hombre es paisano nuestro, está en la recta final de su vida, se llama Fernando de Mora Carbonell. ¿Son bastantes todas estas particularidades para justificar la presencia aquí de todos nosotros? No, algo de mucha más fuerza nos indujo a ello.

 En el carnet de nuestro hombre leemos que cuenta 77 años de edad, de los cuales, y esto es importantísimo y edificante, 48 los rindió al trabajo de ganarse cotidianamente el pan con el sudor de su frente en una misma empresa, y 65, a la tarea deleitosa de alimentar su alma con el pasto angélico de la música. No es fácil encontrar, así como así, patrones o arquetipos de fidelidad tan ostensiblemente constatada, cuando, por contra, cada día parece abundar más entre nosotros la doblez, la veleidad, el egoísmo y la ingratitud. Cada flor tiene un color y lleva adjudicado un símbolo; la violeta, el morado de la humildad; la azucena, el blanco de la pureza; el amaranto, el carmesí de la inmortalidad. ¿Cuál de ellas elegiremos para ofrecer, esta mañana y aquí, a nuestro hombre?

Rafael Coloma Payá (Alcoi, 1912-Millena, 1992)
Rafael Coloma Payá (Alcoi, 1912-Millena, 1992)

 Muchas de las actitudes, reacciones o comportamientos que adoptamos en la vida, las debemos a quienes nos dieron el ser, ejercieron magisterio sobre nosotros o rodearon de amistad nuestras andaduras. Y en este aspecto podemos decir que nuestro hombre es un producto de la banda Primitiva. Qué duda cabe que tuvo unos maestros insignes que le enseñaron las técnicas del papel pautado, la práctica de los instrumentos; pero los ingredientes con que aderezar su vida, hasta hacerla necesaria para la banda Primitiva, se los dio la propia banda Primitiva. Aquí lo de García Lorca “Viva moneda que nunca se volverá a repetir”. Que no se volverá a bisar, seguro, no volverá a alumbrar la Primitiva, del seno de la corporación, otro músico que le sea fiel duramte 65 años ininterrumpidamente, contados día por día. La Banda Primitiva moldeó a nuestro hombre, como preparándole para las emergencias que pudieran advenir. Tuvo nuestro hombre, en la Banda Primitiva, un rimero de experimentados maestros, de quienes sorbió todo lo necesario para ser centinela y guardián de la centenaria corporación musical, llegado el caso, como así ocurrió. José Seva, Antonio Pérez Verdú, Camilo Pérez Laporta, Julio Laporta Hellín y Camilo Pérez Monllor, llenan un período de la banda que va desde 1909 a 1933. Y llegados aquí se produce en La Primitiva un trauma: la sucesión ininterrumpida de conductores de la corporación, hijos de Alcoy, sufre un corte y no hay más remedio que echar mano de directores foráneos, porque la opulenta cosecha de casa parece haberse agotado. Y es entonces cuando nuestro hombre interviene, cuando hay que echar mano de nuestro hombre para salvar la delicada situación: subdirector ya de la banda en 1929, se le ofrece la dirección en 1939, acabada la contienda fratricida, y a marchar. ¿Había terminado en verdad la hornada de maestros directores en la Primitiva? Puede que sí, pero de momento allí restaba Fernando de Mora, por cuya mente jamás había pasado la idea de ocupar el pódium de la banda, mas las circunstancias exigían que capitanease la nave. Y nuestro hombre dio un paso al frente y a aguantar se ha dicho el palo de una vela antigua que no le era ajena, antes bien, propia y muy propia, tan propia que no podría en conciencia abandonarlo ya como no le jurasen y perjurasen que había de caer en buenas manos, lo que se ha producido hace unos cuantos meses. Y entonces nuestro hombre vuelve a quedar en retén, ocupándose a diario, en la penumbra de la estancia en ensayos de la banda, cabe una sencilla mesa de piano, en copiar partituras, releer paginas de quienes fueron sus maestros y enseñar solfeo al que no sabe.

 De nuestro hombre no puede decirse que compuso esto y lo de más allá, no podemos echar mano de lo que normalmente suele echarse mano a la hora de las incensadas, apenas su “curriculum vitae” no dice nada más que eso espartano de 77 años de edad, 45 de trabajo ante un telar y 65 recreándose con la música. Pero sí puede decirse, y cabe decirse, que como una solícita y cariñosa madre cuidó de La Primitiva, de ese ente llamado La Vella, talmente como si su hija fuera. 35 años al frente de la banda es quizás la más larga regiduría directoral que registre la crónica de las entidades musicales de Alcoy. Justo es pues que todos los músicos de La Primitiva, y los socios de Apolo, y los de la filà Abencerrajes, y los directores y profesores de las corporaciones musicales y artísticas, y cuantos tienen la música como pasto espiritual de sus almas, rindamos hoy a nuestro hombre esta viva muestra de admiración justiciera.

 ¿Había hablado antes de las flores y los símbolos? Pues bien, para entregarle a Fernando de Mora, en nombre de todos vosotros, yo elegiría el amaranto, no porque simbolice la inmortalidad, que aquí nadie es nadie en esta tierra de nadie que pisamos de camino para la tierra de promisión, sino sencillamente porque es flor que nunca se marchita. Y en esto sí quiero hacer hincapié. En que esta flor que componemos hoy todos nosotros, aquí y ahora, con nuestra devoción y nuestros aplausos al maestro Fernando de Mora, no se marchite jamás, antes al contrario, que mañana, que pasado mañana y al otro, el amaranto del entusiasmo por la música legítima de nuestro puebl, a cuya causa y servicio ha estado la vida entera de Fernando de Mora Carbonell, permanezca vivo y fragante en el corazón de todos.

(¹) Rafael Coloma fue escritor, periodista y político. Fundador, junto a otros, del partido Falange Española, participa en las detenciones de gente acusada de colaborar con la República al final de la Guerra Civil. Fundador del periódico Ciudad en 1953 y escritor muy fecundo destacando la biografía de Juan Cantó “Juan Cantó, artista muy laborioso”, su autobiografía “La espiga de oro”o “Los episodios alcoyanos de la guerra de España 1936-1939”. Combatiente de la División Azul. Archivero de Alcoy.

 

KROUGER, pasodoble de Camilo Pérez Laporta

Camilo Pérez Laporta (1852-1917)
Camilo Pérez Laporta (1852-1917)

KROUGER
Pasodoble (1900) de Camilo Pérez Laporta

Ecos del Serpis (1968)

Banda Primitiva de Alcoi
Director: Fernando de Mora Carbonell
Recorded by Emi-Odeón @ Cine Colón (Alcoi) 1968