‘Una amistat reial’ amb motiu del 75é aniversari de la mort de Camilo Pérez Monllor

Recuperem l’article de Pablo Martínez publicat a La Nostra Festa, edició 2022 del periòdic El Nostre al voltant del pasdoble El Ksar-el-Kebir, de Camilo Pérez Monllor

Alfonso XIII
Alfonso XIII mira a les kàbiles desfilar amb banderins i músiques -Revista Nuevo Mundo, 12.01.1911. Foto cedida per Pep Camallonga

 

 “El Soberano revista las tropas, entre el entusiasmo delirante de la muchedumbre. Conoce al Maestro de otras ocasiones. Y al llegar frente a la Banda militar, Alfonso XIII, todo afabilidad y simpatía, saluda al Músico Mayor:

  • Hola, mi buen don Camilo; mi fiel amigo; la mano, querido Director.

El Monarca, con su borbónica sonrisa, tiende su diestra a don Camilo Pérez Monllor, que iluminado y azorado estrecha la mano real fuertemente, rendidamente, amorosamente.

Terminado el acto oficial, el Maestro llega a su casa, emocionado, orgulloso y tras referir el suceso clama a su mujer:

  • Guarda ese guante, como guardar puedas cuanto más ames. Con él he estrechado la mano de mi Rey.”

La visió quasi viscontiniana del mestre Pérez Monllor que ofereix aquest fragment correspon al text que l’escriptor Rafael Coloma Payá li va dedicar en el concert-homenatge que la Corporació Musical Primitiva va tributar a l’autor de Baix la figuera. Es va celebrar el 23 de febrer de 1947 al Teatro Circo amb motiu de la seva mort recent el 4 de gener, un mes enrere. En paraules de l’escriptor, per a don Camilo aquesta salutació reial va ser “uno de los más gratos y felices momentos de su vida”.

Camilo Pérez Monllor, moro
Camilo Pérez Monllor (Alcoi, 1877-Madrid, 1947)

El fet va succeir amb màxima probabilitat el març de 1915[1] en una de les visites oficials que el monarca va realitzar a Andalusia amb parades a la província de Cadis. Dues d’elles, a San Fernando i Jerez de la Frontera, mentre el músic alcoià es trobava al capdavant de la banda de música del I Regiment d’Infanteria de Marina del Terç Sud a San Fernando (Cadis).

Una de les proves més evidents d’aquesta amistat seria la composició del pasdoble El Ksar-el-Kebir el novembre de 1911. El títol fa referència a la ciutat marroquina d’Alcazarquivir que es podria traduir com a ‘gran fortalesa’. Aquell any, Pérez Monllor era músic major de segona i va viatjar fins Larache per a residir al campament Sidi-Aissa ben el Kasem situat a l’esmentada Alcazarquivir a uns 30 quilòmetres.[2] En aquest lloc va compondre el pasdoble basat en la recopilació de cants moruns i espanyols, el qual va dedicar «A S.M. el Rey Don Alfonso XIII«, amb la inclusió de dolçaines evocant les marxes mores dels tabors[3], en un procès d’absorció d’aquelles músiques que aflorarien en la posterior i tant volguda Uzúl el-m`sélmin-L’entrà dels moros. Evidentment, no s’ha de confondre amb El Ksar el Yedid, basat en melodies granadines i molt més conegut i interpretat, sobretot, en les festes d’Alcoi i comarca.

La peça es va poder escoltar per primera vegada (almenys a Alcoi) en el concert de Diumenge de Rams de La Primitiva el 2015, sent director titular Àngel Lluís Ferrando. Aquesta primera audició va ser possible gràcies a les investigacions i gestions de José María Valls Satorres, el qual va localitzar la partitura original a la biblioteca del Palau Reial a Madrid, on apareix en una cuidada enquadernació amb cobertes vermelles i títol i dedicatòria en or.[4]

Al 75è aniversari de la mort d’aquest insigne músic alcoià, hem volgut ressaltar la rellevància de la seva figura amb aquest moment anecdòtic i consegüent poc conegut pasdoble. En aquest any tan especial, esperem i desitgem siga una bona ocasió per parlar del seu perfil i obra, la qual tan sols coneixem en la seua vessant més festera.

Pablo Martínez Blanes

 

[1] Es pot veure notícia en La Época (16/03/1915)

[2] L’historial militar de Camilo Pérez Monllor es troba fotocopiat al llegat d’Ernesto Valor en procès de catalogació que conserva el CIM Apolo.

[3] Unitat de tropa regular marroquina al servei de l’exèrcit espanyol durant el protectorat, composta per diverses companyies. (RAE)

[4] Sobre aquest fet i acompanyat d’una completa biografia, es por consultar l’article que el mateix José María Valls va dedicar a Camilo Pérez Monllor al blog de la Corporació Musical Primitiva https://primitivadealcoy.com/2015/02/27/jose-maria-valls-satorres-deconstruint-uzul-el-mselmin-vii/

En el 75é aniversari de la seua mort: ‘Lección ante la vida de Camilo Pérez Monllor’, de Rafael Coloma Payá

Recordatori CPMonllorEl 4 de gener de 1947 moria al 17 del carrer madrileny de Fernán González el músic Camilo Pérez Monllor a conseqüència d’un tumor intestinal amb 69 anys. Tal com assenyala el diari ABC del dia següent, el cadàver va ser conduït al cementeri Nuestra Señora de la Almudena a primera hora de la vesprada abans de la Cavalcada de Reis.

A Alcoi es va celebrar un solemne funeral el 23 d’aquell mateix mes a la parròquia de Sant Maure i Sant Francesc amb la participació de les músiques de capella Santa Cecília, Nova de l’Iris i Primitiva, les quals van interpretar la Missa de Rèquiem de Perosi. Molt afectades la societat Apolo, la filà Abencerrajes i La Primitiva van decidir celebrar un concert a la seva memòria. Finalment, es va celebrar el 23 de febrer al desaparegut Teatro Circo amb una primera part en què s’interpreta L’Arlesiènne de Bizet i una segona dedicada al mestre alcoià. En programa apareixen el pasdoble Nanos i chagans; la marxa fúnebre Mater Dolente, el Capricho español i Uzúl el m’selmin (L’Entrà dels Moros). En el transcurs del concert, l’escriptor i periodista Rafael Coloma Payá li va dedicar unes paraules que foren recitades i impreses sota el títol Lección ante la muerte de Camilo Pérez Monllor que hem volgut recuperar amb motiu del 75è aniversari de la seva pèrdua.

«Murió el Maestro. Plegáronse sus ojos azules una mañana fría madrileña, en la más amarga de las ausencias. Ya había en los balcones, esperando, zapatitos y paja. Gozo y risa, rimaban estrofas de ilusión juvenil. Tras los cristales, empañados de frío, las almas blancas de los niños presentían un galopar de herraduras de oro y tres coronas reales. Cuando aun villancicos y rabeles no habían apagado sus cánticos y la inquietud en la niñez era más tensa, Camilo Pérez Monllor moría lejos de su tierra, con el pensamiento puesto en esta aglomeración urbana, en esta factoría industrial y en San Jorge, que un día operara sobre los pelados montes el Milagro y la Victoria.

A la mente del Maestro acudirían en tropel esos detalles de su vida, minúsculos y singulares detalles, capaces de definir la magnitud de su grandeza.

Fue uno de los conciertos celebrados aquí. Sobre los atriles de los profesores, la instrumentación de Fontinens. Camilo Pérez Monllor abre la página primera, donde hay letras y notas de su padre. Ataca la banda. Van sucediéndose los periodos. El Maestro tiene una mano sobre la caligrafía del pentagrama. Sus ojos están fijos en la lectura de los pasajes. No vacila, ni mira a nadie. Ya irán por buen camino los músicos. Deleitándose con lo que oye, mantiene un vivo coloquio con su progenitor. ¿Qué se dirían padre e hijo? El Maestro llora. Llora, quietos los brazos, gacha la cabeza, alto el corazón. Y así le coge de improviso el final, despertándole bruscamente del tierno y mudo diálogo, los aplausos del público.

1928
Camilo Pérez Monllor fue director de La Primitiva entre 1928 y 1933

Era el Maestro muy joven. La milicia prendió en él como un tributo de vasallaje a la Patria. Dirigía y mandaba la Banda Militar de San Fernando. Hacía a diario ensayar a los músicos. Su arte, rigorista, imponíase a todos, pese a su juventud, ante un círculo de profesores abnegados y maduros. Todos los grandes autores desfilan por los atriles de la banda militar. Sobraba todo aquello, pues no había de ser interpretado jamás. Su talento y disciplina aguantaban la paciencia de sus subordinados.

Un día, terminado el ensayo, un viejo músico se acercó al maestro y le inquirió:

– Don Camilo, nunca tendremos ocasión de tocar estas piezas.  La banda no da concierto alguno. ¿Por qué tanto ensayo de obras clásicas?…

El Maestro, todo gravedad, respondió:

-No tocamos para dar concierto alguno. Tocamos para que yo me deleite.

La respuesta, sentenciosa, fue una proclamación definitiva de su alma exquisita y artista, que pese a su juventud, se imponía severa ante la madurez de sus subordinados.

Jerez de la Frontera espera engalanada, como una novia en nupcias, la llegada del Rey de España. Brillan al sol claro de Andalucía banderas y reposteros. A rendirle honores al Monarca acuden tropas del Regimiento de San Fernando, con su glorioso tafetán morado de noble ejecutoria. Como en las bodas reales, tienen ahora en Jerez las milicias de San Fernando puesto de honor, con su Banda, al frente de la cual va Camilo Pérez Monllor, noble, apuesto, guantes blancos y uniforme azul.

El Soberano revista las tropas, entre el entusiasmo delirante de la muchedumbre. Conoce al Maestro de otras ocasiones. Y al llegar frente a la Banda militar, Alfonso XIII, todo afabilidad y simpatía, saluda al Músico Mayor

– Hola, mi buen don Camilo; mi fiel amigo; la mano, querido Director.

El Monarca, con su borbónica sonrisa, tiende su diestra a don Camilo Pérez Monllor, que iluminado y azorado estrecha la mano real fuertemente, rendidamente, amorosamente.

Terminado el acto oficial, el Maestro llega a su casa, emocionado, orgulloso y tras referir el suceso clama a su mujer:

– Guarda ese guante, como guardar puedas cuanto más ames. Con él he estrechado la mano de mi Rey.

Aquel guante blanco, con el que tuvo el Maestro uno de los más gratos y felices momentos de su vida, guardólo siempre Camilo Pérez Monllor, como se guarda una reliquia antigua o una gloriosa bandera vencedora en cien combates.

Es en el Retiro de Madrid, bajo la fronda verdosa de la arboleda. En el templete, la Banda municipal, a las órdenes del Maestro Villa, acaba de interpretar Triana de Albéniz. Una visión de colorido y sol meridionales se derrama sobre los macizos del Retiro.

El hijo de Albéniz, asistente entre el público, corre emocionado a felicitar a Villa, por la maravillosa ejecución de la obra de su padre. Villa ha dado vida a Triana, exclaman todos.  Pero alguien en la sombra, ignorado y ausente, es el autor de aquel triunfo. Villa, honrado, agradece al hijo de Albéniz los elogios y le dice:

– No es mí precisamente a quien se debe este triunfo, que tu padre ha obtenido. Triana ha sido interpretada por Camilo Pérez Monllor. A él se lo debes todo. Él ha instrumentado fielmente el pensamiento de tu padre.

Los aplausos del público fueron compartidos entre Albéniz muerto y Pérez Monllor ausente.

Y siguió riendo el sol en los macizos verdosos del Retiro.

tumba de C. Pérez M.
La tumba de Pérez Monllor en el madrileño cementerio de Nta. Sra. de La Almudena donde insólitamente no hay ninguna referencia a su nombre (Foto cedida por José María Valls)

Es también en otro concierto. Ya apenas Camilo Pérez Monllor pude tenerse en pie. Dirige su banda sentado ante el atril directoral. Va a interpretarse Tannhauser, que responde a un ideal teutónico, de poder y mando, pureza de raza, viva encarnación nacional de Ricardo Wagner.

El Coro de Peregrinos se deja oír quedo, suave, prolongado. Salta la atrevida armonía, que se diluye entre un acompañamiento de millares de notas. Y así, avanzando gradualmente, se llega al final. Pérez Monllor, desde su asiento, ha ido batuta en mano empujando a los profesores, entre riadas de notas ahora y suavidades sonoras después. El espíritu de la partitura cala muy hondo en su alma aristocrática. El ideal ario muévele los nervios. Y poco a poco, como obedeciendo a una voz imperiosa, se le ve llegar, paralelamente con la banda, al momento cumbre, al fortísimo de la obra. Sin saber cómo, el Maestro ha ido levantándose de su asiento. Las notas le han ido empujando. Ya está en pie. Su dolencia física desaparece, porque necesita fuerzas para seguir con sus manos elegantísimas el final del Tannhauser.

Y así, de pie, termina Camilo Pérez Monllor la bella página wagneriana, en una absorción de fuerzas, que la música del germano ha inyectado al cuerpo enfermizo del Maestro.

Yo he leído cartas postreras del Maestro. Toda su única ilusión era venir a Alcoy. Vivir en Alcoy. Morir en Alcoy.

Presintiendo quizás su final, deseaba ardientemente divisar el paréntesis rocoso del Barranc del Sinc y saber de la pina configuración de nuestras calles. Le ahogaba saberse lejos y enfermo. Al advenir las fiestas abrileñas, la queja se escapaba de sus labios y una imagen de San Jorge y una esposa enamorada disimulaban su tristeza. Era un alcoyano sin esa faramalla llorona, localista y provinciana de la terreta. Ambicionaba la tierra alcoyana, por lo que de sagrada para él tenía la casa donde nació, la tumba de sus padres y los recuerdos tradicionales que de niño inculcáronle en su corazón: la derrota de los moros, Chuan l’aixà, los terremotos del XVII y los lirios del Carrascal.

Amaba a Alcoy, a la manera como los grandes hombres amaron a su Patria.

Y aquí queda retratado Camilo Pérez Monllor.

Digamos que era bueno, noble, artista y patriota. Supo llorar ante la música de su padre, pasó ignorado ante el triunfo que le pertenecía, amó a su Rey y a su Patria, quemó a diario el arte de su alma, llevó siempre a su tierra y a su Santo metidos en su corazón. Fue capaz, por sí solo, de levantar la cultura de todo un pueblo y trazar, con el tesón de su espíritu disciplinado, la ruta musical que hoy contemplamos.

Murió de pena y de tristeza, en la sencillez de un piso recoleto madrileño, pensando en Alcoy. En este Alcoy que, digámoslo sinceros, soportó fríamente que Pérez Monllor huyera de su casco, para buscar en otros climas y otros hombres, cobijo y amparo.

Así murieron, tristes y melancólicos, Andrés Sempere, el gran retórico humanista; Luis Juan de Alzamora, Secretario de Don Juan de Austria; Gregorio Ridaura, beneficiado de la catedral de Valencia; Antonio Gisbert, pintor insigne; Juan cantó, director del Conservatorio de Madrid; Lorenzo Carbonell, héroe y laureado; Gonzalo Cantó, cantor de nuestro campanario; y tantos otros, prez y honra de Alcoy, que Dios o la incuria de todos nosotros hace que duerman la paz de la muerte lejos del pueblo que les vio nacer, esperando pacientes la mano de nieve que sepa devolverlos a nuestras entrañas.»

 

 

 

 

 

Dossier: «La música en la Cabalgata Real de Alcoy»

Trabajo de Juan Javier Gisbert Cortés publicado en el Extra de Navidad 2021-22 de El Nostre incluyendo una ampliación sobre nuestra banda. Nuevamente agradecer su generosidad por compartir su trabajo en nuestra página

Juan Javier Gisbert Cortés

Durante una larga conversación con el compositor José María Valls Satorres, surgió la pregunta sobre la música que se interpretaba en el pasado durante el acto de la Cabalgata de SS.MM. los Reyes de Oriente en Alcoy, sin que hubiera una respuesta contundente; la falta de información escrita y, sobre todo, el tiempo transcurrido ha ido disipando esta parte importante del aplaudido desfile. Casi resultaba obligatorio indagar en el tema.

En 2015, el compositor Ángel Lluís Ferrando Morales publicaba un pequeño librillo con el título de La Música de Nadal a Alcoi, (1) descubriendo en sus páginas los entresijos de este periodo que tanta fuerza y popularidad tiene en la ciudad, donde, además, se celebra la trilogía regia. Todo está disperso, sin un hilo conductor, ya que los directores de las bandas no encontraban la música adecuada a la celebración; por ello utilizaban los pasodobles de repertorio, basta leer la prensa local para confirmar este dato: “la música tocará piezas escogidas”.(2) Y después, poco o nada; tan solo algunas referencias a la participación de la Música Nova y Novísima; la utilización de trompas bélicas; la alternancia anual de las bandas en el acto; la presencia de alguna marcha procesional en los años cincuenta (A la memoria de Francisco Aznar); la interpretación de marchas moras en los sesenta (Chimo); y poco más. Destaquemos pues la interesante cita del desfile de 1907, aparecida en las páginas del periódico Ciudad: (3) “…para recibirlos en las afueras (de la ciudad), una comisión precedida de los heraldos de Alcoy y una banda de música, todos a caballo y con vistosos trajes de época”.

L'entrà dels Reis-portada (CPM)

La primera incursión de los compositores alcoyanos en este campo, tuvo lugar con el estreno de L’Entrà dels Reis (1913), celebrado con auténtico entusiasmo, y recibiendo Camilo Pérez Monllor muchas felicitaciones por tan acertada pieza musical. Casi de inmediato fue incorporada al desfile de “Les Pastoretes”, convirtiéndose en el caballo de batalla de la Corporación Musical Primitiva de Alcoy. Con el devenir de los años, y gracias a su popularidad, fue declarado himno oficial de la Cabalgata en 1974,(4) pasando años después, en 1985, a formar parte del cortejo real de manera ininterrumpida; sabemos que en las décadas anteriores también fue interpretada en alguna ocasión en la fría noche del cinco de enero. Esta popular obra de don Camilo ha traspasado modas y fronteras, convirtiéndose en el “leit motiv” del periodo navideño en nuestra ciudad.

¿Por qué este nulo interés de los compositores alcoyanos en el grandísimo acto de la Epifanía? Quizás por falta de potencia escénica, de lujo y organización (conseguidos, sin embargo, en épocas recientes gracias al esfuerzo colectivo e institucional), y, sobre todo, porque la fiesta de Moros y Cristianos devoró históricamente al resto de acontecimientos locales. Estos años de sequía, con falta de inspiración por parte de los compositores locales, fueron suplidos con ritmos poco adecuados con la celebración.

Vicent Agulló Pérez, músico de la Unión Musical, nos recordaba, que a inicios de los años sesenta, una ambulancia de la Cruz Roja o del Ejército, llevaba una estrella iluminada en el techo del vehículo, y dentro de ella, o detrás, estaba oculto un altavoz donde se podía escuchar El Sitio de Zaragoza, partitura de Cristobal Oudrid. Esta pieza, con seguridad, también sería interpretada por la banda del Regimiento Vizcaya antes del año 1961,(5) en que desapareció definitivamente de la ciudad, quedando las Cornetas y tambores que siempre estuvieron fieles a la cita.

Musics 60
Años 60, acompañamiento de los Reyes Magos, junto a sus compañeros de la Música Nova d’Acoi (Archivo familia Almería-Pintado)

Ante este tipo de preguntas, hemos requerido la colaboración de Ernest Llorens Climent (6), quien se ha volcado en ayudarnos en la confección del presente, desvelando, con su apoyo, una parte del misterio. En los tiempos de D. Antonio Mompeán, las regias figuras desfilaban al ritmo de Bonus Christianus (1972), de José María Ferrero Pastor, una obra brillante e intimista que respira un fuerte componente solemne y religioso; pieza que difundió Mompeán, como buen amigo del compositor, desde el pódium de la Unión Musical (de Educación y Descanso) de Alcoy,. Este director, también realizaría un arreglo de la marcha triunfal de Aida (Verdi), sirviendo estos pentagramas para el majestuoso acompañamiento.

Posteriormente, y bajo la dirección de José Miguel del Valle Galvañ (1991-2004), se interpretaba una versión bandística de la Marcha Radetzky, pieza obligada en este día, que vióse desplazada con la aparición del pasodoble Passen bones festes (1993), de Benedicto Ripoll Martínez. El autor de este confirmaba que la obra fue escrita sin pretensiones, para servir como pasacalle informal durante la felicitación navideña por las calles de Ibi, siendo estrenado por la Unión Musical Ibense, su banda. Unos días después, en Enero del siguiente año (1994), la Unión Musical de Alcoy acompañó al Rey asignado con los sones de estas melodías populares, convirtiéndose en un aplaudido éxito, debido, sobre todo, a la frescura de su ritmo.

También Gregorio Casasempere Gisbert, recordaba que, en su periodo infantil, escuchaba la interpretación de alguna marcha mora, aunque sin concretar ningún título. Esta versión refuerza la expresada anteriormente por Ernest Llorens Climent y otros veteranos músicos, además de constatarse en el periódico Ciudad, siempre un gran aliado en las investigaciones: “La banda de música Unión Musical que aireaba el hondo y jubiloso estruendo de la trompetería y los atables de una magnífica marcha mora (‘Chimo’)”.(7)

La Banda Sonora del Nadal alcoià_portada

La Corporación Musical Primitiva, en los años en los que participaba activamente durante el día de la Cabalgata, seguía haciéndolo con su archifamosa “Entrà dels Reis”, deleitando al público local y foráneo. Una pieza que siempre ha sido tarareada durante el trayecto debido a su pegadiza melodía. Aunque uno de los veteranos de la institución (Juan Seguí Seguí) apuntaba que, en tiempos de D. Fernando de Mora, alternaban esta con la marcha procesional A la memoria de mi amigo Francisco Aznar,(8) que imprimía solemnidad al desfile y servía para descansar a los músicos; con el andar de los años se incorporaron a estos menesteres Musical Apolo y El Petit Adolfín, de Blanquer Ponsoda, quien contaba con el director de la Primitiva como su mejor aliado.

Repasar y disfrutar el imprescindible libro firmado por José Luis Santonja Cardona, resulta de obligado cumplimiento, ya que en sus páginas descubrimos una nueva cita sonora: la presencia de la Banda de Tambores y Cornetas del Regimiento y de la Cruz Roja que intervienen en 1967.(9) A esta aparición habitual y documentada, habría que sumar la incorporación en los años cincuenta y de forma oficial de las bandas locales,(10) destacando la presencia de la Música Nueva y Unión Musical.(11)

Indudablemente, y para cerrar la ronda, teníamos que consultar a los veteranos de la Música Nova d’Alcoi. José Muriel Bravo y Valls Satorres confirmaban la utilización de los pasodobles de repertorio, al igual que la interpretación de alguna marcha mora. Antonio Llinares Llinares aportaba el título con el que desfilaban en los años setenta: Éxodo. Una fotografía publicada en el libro de reciente aparición Valls Satorres. Alcoy, su gran pasión, (12) nos desvela también que los músicos en los años sesenta iban atuendados con traje especial, o bien utilizando el oficial de las fiestas de Moros y Cristianos.

Y con estas noticias de la época en que la Cabalgata estaba organizada por Falange y el Frente de Juventudes, llegamos a una etapa cargada de nuevos bríos e ideas, gracias a la aparición de la Asociación de Amigos y Damas de los Reyes Magos (1969), encargada de reorganizar e impulsar esta deteriorada festividad. En 1974, y sensibles a la falta de partituras escritas “ad-hoc” para la fiesta que tutelaban, convocaron el primer concurso de pasodobles, siendo premiada la obra Los Reyes Magos de José Gómez Villa, partitura que en la actualidad permanece extraviada, y estrenada en el acto de “Les Pastoretes”, (13) aunque es muy posible que también sonara en la cabalgata. La pérdida de todos estos archivos institucionales es muy lamentable; esperemos que algún día afloren almacenados en un desván o nave industrial, pasando a enriquecer el patrimonio local.

Durante el periodo coordinado por esta entidad, sabemos (1977) que los soberanos disfrutaron con el acompañamiento de gaitas, tambores y trompetas,(14) las “majorettes” de Alicante iniciando el cortejo (1978), la Agrupación de Cornetas de Batoy (1980), o la participación de la Tuna de la Escuela de Peritos de nuestra ciudad; al igual que ocurrió en 1980, donde participaron las “Trompetas y tambores de Chiva, Ruzafa y el Vizcaya 21 de Alcoy”,(15) o, al año siguiente, que se contó con la presencia de bandas procedentes de otras poblaciones, como Bolbaite y Beniatjar (16); también en 1983 se contrataron tres bandas de la Canal de Navarrés (Sociedad Fomento Musical de Navarrés), según deja impreso el rotativo Ciudad. Aunque, tristemente, seguimos sin conocer las obras musicales interpretadas.

Los tiempos iban cambiando y se rompía esta inercia de aridez creativa al surgir una nueva partitura creada por Francisco Carchano Valor, quien firmó Barrabàs, un título muy sugerente y basado en el célebre villancico Barrabàs si vols venir. El autor acertó de pleno con este pasodoble fechado en 1979, y estrenado el cinco de enero del año siguiente,(17) convirtiéndose en un clásico, que perduraría durante algún tiempo. La Unión Musical, su antigua banda, fue la encargada de difundir el mismo durante los años 1980-1984.

En este año, los organizadores, con el Ayuntamiento de Alcoy a la cabeza, recaban la colaboración del joven Gregorio Casasempere Gisbert para que imaginara una “mise-en-scène” musical que diera fuerza e impacto al desfile. La cabeza de este hombre, siempre creadora, imaginó un impactante efecto auditivo “en el que participaron un número importante de gente joven, utilizando mucha percusión y diferentes elementos acústicos específicos (tubos de revestimiento de cableado eléctrico, que al ser volteados producían una vibración concreta y la incorporación de reclamos de pajaritos…”.(18) La prensa, nuestro Ciudad decía: “También llamó la atención el montaje de percusión que protagonizó Gregorio Casasempere, que como en toda innovación contó con detractores y con admiradores, si bien cabe reseñar que los niños, para quien está pensado el desfile, quedaron sorprendidos y maravillados por este cortejo tenebroso, sonoro e irreal que anunciaba la presencia de los tres Reyes Magos… Sorprendió con su montaje de percusión, en una estética negral del orientalismo y con un sonido arritmico pero impresionante, especialmente para los pequeños que seguían el desfile que se veían confundidos ante la magnitud de todos aquellos sonidos, acompañados por las trompetas rítmicas…”.(19)

La celebración del primer centenario de la Cabalgata de los Reyes Magos de Alcoy (1985), fue el punto de partida para que algunos creadores musicales pensaran en buscar la inspiración, y aportar nuevas melodías a la efemérides de los Señores Orientales. El contestano Enrique Torró Insa se fijó en el tema, y, por ello, comienza a ordenar sus melodías en el papel pautado, naciendo la marcha triunfal Cabalgata dels Reis (en Alcoy), estrenada en concierto, el 23 de diciembre de 1984, por la Música Nova d’Alcoi, momento que pudimos presenciar en directo. Aquella obra no gozó del respaldo del público, y cayó prontamente en el olvido, aunque contó con el estreno en el desfile regio de 1985, volviendo a las calles al año siguiente.

Portada JMValls

Con el terreno convertido en erial, el maestro José María Valls Satorres traza el punto de inflexión: la posibilidad de lucimiento y de acercarse de nuevo al paisanaje desde Madrid; este impulso le lleva a escribir la Fanfarria Nadalenca dels Reis Mags (1984), obra escrita y pensada para el primer centenario de la efemérides, y que dedica a la Unión Musical de Alcoy. La agrupación, dirigida estos años por Vicente Ivorra Pujalte (1985) difunde en el momento cumbre de la Epifanía la nueva creación del aclamado Valls Satorres. El autor, sin embargo, no quedó satisfecho con los resultados obtenidos.

Veinticinco años después de su estreno, revisaría las armonías, líneas melódicas y demás elementos de la partitura, pasando a llamarla Els Reis Mags (2010), y obteniendo, con ello, un mejor resultado y el calor del público. La revista editada por el Ayuntamiento decía: “La Unión Musical, concretamente, interpretó muy bien, y eso que no tuvo apenas tiempo de ensayarla, puesto que fue terminada una semana antes”. Durante varios años pudo escucharse de forma alterna con el pasodoble Aixà i forcat, también de su factura, un título basado en temas populares de la comarca, según apuntaba Ernesto Llorens.

Pero el inquieto José María, sigue imaginando, y aporta a la festividad un nuevo título: Cavalcada dels Reis Mags a Alcoi (1986), ahora con ritmos de fanfarria/marcha, sones que calan en el ideario popular. La Música Nova d’Alcoi es la entidad a la cual fue dedicada, su banda, que la estrenó de inmediato. De esta obra, hizo una versión para orquesta sinfónica a petición de la Asociación de Amigos de la Música de Alcoy, que fue estrenada bajo la dirección de Alfonso Saura Llácer, (20) el 2 de enero de 2010, por la Orquesta Filharmónica de Botosani (Rumanía) en el Teatro Calderón de nuestra ciudad. Esta obra tendría que esperar para poder ser escuchada por las calles de Alcoy hasta el 5 de Enero de 2016, pasando a formar parte del fondo musical de la Agrupación Musical Serpis de Alcoy, encargada de difundirla durante el aplaudido desfile. Otro acierto de nuestro querido José María.

Y con la llegada del 125 aniversario de la Cabalgata, en 2010, el compositor alcoyano no duda en expresarse de nuevo musicalmente a través de su marcha/pasodoble Alcoi, cinc de gener, cuyo estreno tuvo lugar el 19 de diciembre de 2009, con la participación de las tres agrupaciones musicales alcoyanas. Valls no escatimaba elogios y en la dedicatoria afirmaba: «A la Societat Musical Nova d’Alcoi en el cent vint-i-cinc aniversari de la Cavalcada dels Reis Mags a Alcoi i als alcoians i alcoianes de tots temps que han fet gran aquesta festa». Días después, la Nova obtenía grandes aplausos con la interpretación de la misma por todo el recorrido, sobre todo gracias a la energía de sus compases y la vivacidad de la melodía.

Una nueva aportación a la “Festa dels Reis” salta a la palestra de la mano del joven compositor Alfonso Yepez Santamaría “Chipi”, un valor emergente de la música que va consiguiendo progresivamente elogios en su carrera. A su mano debemos la creación de Nit Màgica (2015), una marcha muy festiva y pegadiza pensada para la cabalgata y que forma parte del buen hacer de la Unión Musical de nuestra ciudad, a quien está dedicada la composición.

Casi a punto de cerrar esta breve aportación sobre “la festivitat alcoiana dels Reis”, podemos anunciar que Valls Satorres está preparando una nueva composición para la próxima celebración centenaria de la trilogía navideña: hablamos del Bando Real (1923-2023). Esperemos que la semilla sembrada “per un emprenyador” cobre vida e ilustre con su inspiración y buen hacer este importante acto.

Juan Javier Gisbert Cortés

Nota: Al cierre del presente trabajo y de la mano de “El Noticiero Regional” fechado el 3 de Enero de 1929, pudimos descubrir que “Durante el recorrido de la Cabalgata de los Reyes Magos, la brillante banda de música “La Primitiva”, interpretará el antiguo pasodoble “L’Entrà dels Reis”, que su actual director don Camilo Pérez Monllor dedicó el año 1915 a la Sociedad “El Panerot”. Al llegar dicha cabalgata a la Plaza de la Constitución la mencionada banda ejecutará el pasodoble “El Noticiero Regional””. Un dato que corrobora la pluralidad de las obras interpretadas durante la historia del centenario desfile.

Citas:

1.- Ferrando Morales, Àngel Lluis: La música del Nadal a Alcoi. CAEHA. Alcoi, 2015

2.-Santonja Cardona, José Luis: La Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Pag. 19. Ayuntamiento de Alcoy, 2010.

3.-Ciudad. 9-Enero-1979 (Bivia)

4.-Santonja Cardona, José Luis: La Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Pag. 56. Ayuntamiento de Alcoy, 2010.

5.-Canalejas, Ricardo y Josep Lluis Santonja: Historias del Cuartel. P.p.108-115. Alcoy, 2021

6.-Llorens Climent, Ernesto: La Unió Musical d’Alcoi i la Cavalcada. Ciudad de Alcoy, 5-Enero-2006.

7.-Ciudad. Alcoy, 9-Enero-1970 (Bivia)

8.-Pablo Martínez, miembro de la Corporación Musical Primitiva de Alcoy e incansable investigador, nos decía: “En 2019, localizamos el guión original de esta pieza, el cual se conserva en los archivos de la banda “El Deliri de Gorga”. La obra está instrumentada por Julio Laporta Hellín y originalmente se titulaba “Marcha Regular” (1919), aunque se conoció durante décadas por “A la memoria de mi amigo Francisco Aznar”. La Primitiva, al no conservar los papeles pautados originales, hizo una reconstrucción a partir de los materiales dispersos existentes, apoyándose para ello, en los sueltos conservados en el archivo de Rafael Serra (padre). Los músicos Vicente Juan Sanoguera Rubio y Jaume Jordi Ferrando Morales hicieron posible la interpretación de la obra. La misma figuró en los atriles durante un concierto celebrado en la Torre de les Maçanes (2019), en un evento organizado por la FSMCV. La gentileza de los gorgueros hizo posible que la Vella tuviese el guion digitalizado”

9.-Santonja Cardona, José Luis: La Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Pag. 46. Ayuntamiento de Alcoy, 2010.

10.-Santonja Cardona, José Luis: La Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Pag. 50. Ayuntamiento de Alcoy, 2010.

11.-Ciudad. Alcoy, 10-Enero-1967 (Bivia)

12.-Gisbert Cortés, Juan Javier: Valls Satorres. Alcoy, su gran pasión. P.p. 87-88 Ajuntament d’Alcoi. Alcoy, 2021

13.-Santonja Cardona, José Luis: La Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Pag. 56. Ayuntamiento de Alcoy, 2010.

14.-Coloma Payá, Rafael: Centenario de la Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Página 129. Asociación de Amigos y Damas de los Reyes Magos. Alcoy, 1985.

15.-Ciudad. Alcoy, 8-Enero-1980 (Bivia)

16.-Ciudad. Alcoy, 6-Enero-1981 (Bivia)

17.-Coloma Payá, Rafael: Centenario de la Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy. Página 136. Asociación de Amigos y Damas de los Reyes Magos. Alcoy, 1985.

18.-Conversación con Gregorio Casasempere Gisbert (21-Noviembre-2021)

19.-Ciudad. Alcoy, …-Enero-1984 (Bivia)

20.-Gisbert Cortés, Juan Javier: Valls Satorres. Alcoy, su gran pasión. Página 88. Ajuntament d’Alcoi. Alcoy, 2021

Nuestro agradecimiento a:

Vicent Agulló Pérez, José Luis Almería Pintado, Emilio Bou Pastor, Gregorio Casasempere Gisbert, Ángel L. Ferrando Morales, Antonio Llinares Llinares ,Ernest Llorens Climent, Moisés Olcina Berenguer, José Muriel Bravo, Vicente Sanoguera Rubio, Juan Seguí Seguí, Rafael Serra Moncho y José María Valls Satorres.

Historia de la Orquestina TBO, por Jaime Lloret Galiana

Jaime_Lloret_Galiana
Jaime Lloret Galiana homenatjat en Rams de 1978 i autor de la carta

Dins del llegat de l’arxiver Ernesto Valor que conserva el CIM Apolo, aparèixen alguns documents com aquest que hem volgut compartir. Es tracta d’una breu història de la trajectòria de l’orquestrina TBO que va néixer a l’Apolo contada de primera mà per uno del seus integrants, el recordat Jaime Lloret Galiana ‘senyo Jaume’. Escrit en una breu carta, seria algun encàrrec que li demanaria el propi Ernesto a Jaime per a uno dels seus articles de divulgació. Es per això que l’hem reproduit tal com està escrit originalment per a comprovar la bona sintonia que hi havia entre els dos músics. Estructurat en dos capítols de títol molt semblant, el primer es centra en l’origen de la denominació de la formació i del pas de ‘xaranga’ a ‘orquestrina’ i en el segon, parla de la trajectòria d’aquesta fins la seua desintegració en els anys 60

BIOGRAFIA DE LA TBO POR JAIME LLORET GALIANA

Amigo Ernesto: Abusando un poco de tu benevolencia, permíteme que te cuente el porqué y cómo salió la denominación de T.B.O. Allá va el asunto:

En el año 1928, se formó en La Primitiva una ‘charanga’ compuesta por jóvenes cuyos nombres eran: Francisco Pérez y Joaquín Torregrosa (clarinetes), Francisco García y José Olcina (trompetas), Ramón Doménech (fliscorno), Miguel Peidro (trombón), Vicente Colomina (bombardino), Jaime Lloret (tuba), Abel Martínez (caja) y Alfredo Richart (platillo y director).

Esta ‘charanga’ de momento actuaba principalmente en filaes pero también montábamos números de tipo bailable y, a tal efecto, hicimos un repertorio muy al día en aquel tiempo con, por ejemplo, los tangos A media luz, La última copa, La Porteñita, chotis, polcas, pericones, el pasodoble de Padilla Valencia, María, cómprame un negro, Si Vas a París, papá. Total, que hicimos un repertorio muy de la época. El conjunto se hizo muy popular y nos vino una, digamos, contrata para amenizar unas veladas teatrales que se hacían en el salón teatro que tenía el colegio de los Hermanos Maristas en la calle San Francisco. El elenco de compañía eran todos hombres. Aquello se hizo muy popular y tuvimos mucho éxito.

Esto llegó a conocimiento de algunos componentes de los Abencerrajes que se reunían particularmente los sábados por la noche en Apolo a tomar café con sus señoras. Por citar algunos, te diré Rafael Pascual ‘Confeti’, Simeón Pastor, Indalecio Carbonell, el señor Pepe Sanz y otros.

Estos amigos nos propusieron el amenizar estos ratos de amistad con ellos a lo cual accedimos la charanga. Lo hacíamos por amistad y simpatía con aquellas personas que nos apreciaban de verdad. Nos invitaban a café y dulces para todos y disfrutábamos un rato.

Y ahora va “aquello”. En el Iris también se formó algo parecido a lo nuestro y, al día siguiente de una velada de aquel grupo también jóvenes, se publicó en el periódico local El Noticiero Regional una pequeña crónica refiriéndose al conjunto, y decía el cronista “…los chicos parecían Pulgarcitos”. Nosotros, al día siguiente, comentando la “crónica” se le ocurrió a Miguel Peidro, el poeta “…bueno, pues nosotros no somos Pulgarcitos, somos T.B.O.”

Y como gustó la ocurrencia, al formarse la Orquesta, por unanimidad se aprobó la denominación. Te agradezco la paciencia, amigo.

PEQUEÑA HISTORIA DE LA ORQUESTA “JAZZ T.B.O.”

La Orquesta “Jazz T.B.O” se formó en Alcoy en el año 1929 y la integraban once componentes de la banda Primitiva cuyos nombres era: Luis Mataix Laporta (director y clarinete), Rafael Pastor Llácer (batería y clarinete), José Terol Llopis (saxo barítono y clarinete), Antulio Climent Aracil (saxo tenor y violín), Octavio Bou Valero (saxo alto y violín), Rafael Vallcanera Valls (trompeta), José Climent Aracil (trompeta), Vicente Colomina Seguí (trombón de varas), Víctor Barceló Tortosa (trombón de varas, batería y clarinete), Jaime Lloret Galiana (contrabajo  tuba) y Copérnico Pérez Romá (violín y banjo).

Los pianistas eran en distintas ocasiones Don José Salvador Llácer, Don Rafael Casasempere Juan, Don Gregorio Casasempere Juan y Don Alfonso Sellés Cabrera, en muy pocas ocasiones.

TBO 8-12-1928
La TBO en la Glorieta en 1928. D’esquerra a dreta: Jaime Lloret, Miguel Peidro, Vicente Colomina, Alfredo Richart, Ramón Doménech, Francisco Pérez, Rafael Pastor i Abel Martínez (Foto cedida per Miguel Lloret Rumbeu)

Como en muchos locales donde se actuaba no había piano, ingresó en la Orquesta Juanito Miró, un niño que triunfaba tocando el acordeón en unas emisiones infantiles que organizaba Radio Alcoy.

Como cantantes en distintas épocas, actuaron Miguel Baldó, Miguel Juan, Claudio Payá, Santiago Aracil “Jimmy” y el ya mencionado Víctor Barceló; y las féminas Ysa Sanjuan y María del Pilar, todos como titulares de la Orquesta.

La T.B.O. actuó en varias ocasiones, como orquesta espectáculo en escenarios de teatros, tales como el Teatro Calderón de Alcoy; Teatro Moderno de Cocentaina y Salón Teatro Buenos Aires de Relleu con artistas profesionales como eran Pura Negri, Teresita Marín, Pilarín Flora, Conchita Monteagudo y Marujita Torregrosa.

Los locales de actuación más frecuentes en Alcoy eran la Pista del Viaducto, Dependencia Mercantil, Círculo Industrial, Círculo Católico, Piscina Municipal, Monterrey, Salón del S.E.U. [El Hogar del Estudiante] y la Marquesina de Rafelet donde la Orquesta tenía el salón estable, hasta que ocurrió el triste suceso el día 2 de noviembre de 1950 que se derrumbó el edificio en construcción.

Después ya pasó la orquesta al Monterrey alternando con otros conjuntos de fuera, como también en la Glorieta de Primo de Rivera en las verbenas que se organizaban en el verano y solían actuar tres orquestas en la misma verbena.

Es digno de destacar las actuaciones que tuvo la Orquesta en el Pavelló Fester montado en la entonces Plaza Mayor con motivo de las fiestas de san Jorge en el año 1966 con siete días de actuación acompañando a artistas de la categoría de Raphael, Tito Mora, Jaime Morey, Salomé “Miss Yugoslavia” y el célebre Cassen.

Fuera de Alcoy actuó la Orquesta en Alicante, La Roda (Albacete), Jijona, Onteniente, Ibi, Bañeres, el Rancho Wilson en Muro y otros pueblos de la comarca.

Mención especial eran las actuaciones en nuestro Apolo con motivo de los bailes de Carnaval, Navidad, Fin de Año y Reyes. Estas veladas eran muy celebradas en nuestra ciudad, llenando los locales por completo de socios y no socios (por puro compromiso) ya que siempre se tenían que cerrar las puertas.

Octavilla_TBO
Lletra d’uno dels fox-trot que tocava l’orquestra (Foto cedida per Miguel Lloret Rumbeu)

Con el tiempo, se produjeron unos cambios obligados por circunstancias de la vida, ya que se dieron de baja por trabajo Luis Mataix, Rafael Pastor, José Terol y Octavio Bou.  Fue entonces cuando ingresaron para las vacantes de saxo los compañeros de La Primitiva Emilio Llácer Silvestre y José Colomer Perpetua. La vacante de director fue cubierta por Copérnico Pérez.

Años después y por tener que trabajar fuera de Alcoy dejó la Orquesta Víctor Barceló, y por fallecimiento de Vicente Colomina quedó el grupo sin puesto de trombón de varas y entonces, esta plaza la ocupó Gilberto Albero Segura y de batería Juan Camilleri Cambra. Posteriormente se dieron otra vez las bajas por fallecimiento de Rafael Vallcanera y Emilio Llácer y por enfermedad Antulio Climent.

Algún tiempo después, dejaron la Orquesta por voluntad propia Gregorio Casasempere y Copérnico Pérez pasando a cubrir el puesto de director Juan Camilleri. Fue entonces cuando se reestructuró la formación ingresando como pianista un joven estudiante de piano llamado José García Segura y para el puesto de director Jesús Oriola Soler, cantante y saxo tenor, que vino a Alcoy procedente de Madrid donde actuaba en un conjunto como profesional y quedó sin trabajo al disolverse el conjunto.

Oriola vivía muy de cerca el ambiente de música moderna y le dio a la Orquesta un estilo muy dinámico. Entonces nos propusimos el sustituir la denominación del grupo sin perder las siglas de T.B.O. por el de T.B.O’S. Así estuvo la Orquesta trabajando mucho tiempo, pero otra vez las circunstancias obligaron a hacer una sustitución y Oriola marchó a Madrid y en el puesto de éste ingresó como saxo Juan Rubio Gil y como cantante Jimmy.

Entonces quedó la Orquesta con los siguientes componentes: José García (pìano), José Colomer (saxo), Juan Rubio (saxo), José Climent (trompeta), Gilberto Albero (trombón), Jaime Lloret (contrabajo), Juan Camilleri (batería) y Santiago Aracil “Jimmy” (cantante).

Estos fueron los que el día 21 de mayo en el salón Monterrey en sesiones de tarde y noche en el año 1967 pusieron el punto y final después de tantos años a la Orquesta que se formó en 1929 y se llamó “Jazz T.B.O.”. Cabe reseñar que nuestro paisano y amigo Enrique Llácer Soler “Regolí” hizo algunas actuaciones con la T.B.O. en la Piscina Municipal antes de ingresar en el Conservatorio de Madrid como Catedrático de Percusión.

La Orquesta vistió siete modelos de uniforme; el primero, de chaqueta roja, corte smoking, solapas negras y pantalón negro; el segundo, smoking completo; el tercero, traje gris; el cuarto, chaqueta fantasía; el quinto, cazadora beige; el sexto, chaqueta tipo sahariana y el séptimo y último, blusa tipo bolero con cuellos y puños negros. Cada blusa de color diferente.

Esta es la pequeña historia de la Orquesta “Jazz T.B.O” recopilada por JAIME LLORET GALIANA.

1946
Moment d’una actuació en 1946 (Foto cedida per Miguel Lloret Rumbeu)

 

 

La Primitiva: una història escrita pels instruments, per Marc Sansalvador Pérez

El jove músic de l’Ateneu Musical de Cocentaina i alumne del Conservatori ‘Juan Cantó’ d’Alcoi ens fa un repàs d’alguns dels instruments més antics que conserva la banda

Marc Sansalvador
Marc Sansalvador Pérez (Cocentaina, 2004)

És sabut que la Primitiva d’Alcoi és una de les bandes més velles de tot el territori valencià, i no és cap exageració. Fundada l’any 1830 i hereva de la Banda de Milicianos Nacionales, ha sabut sobreviure els estralls del temps i tindre guardat un arxiu musical i instrumental incomparable per la zona. Per això, vaig proposar al meu estimat amic i professor José Antonio Garcia, poder indagar més en els materials que ofereix la banda, i que moltíssima gent ignora per considerar-ho obsolet i fòssil. Rebent el vistiplau per part de la Directiva, vaig tindre una oportunitat única de poder revelar els secrets que oculta aquesta banda.

Al dia 20 de maig de l’any 2021 vaig visitar per primera vegada l’arxiu musical i instrumental de la seu de la Corporació  Musical Primitiva, on, amb l’autorització del director de l’escola pròpia de la banda, José Antonio Garcia Casasempere, i amb companyia i ajuda de l’encarregat dels instruments de doble canya i clarinets de la banda, Antonio Paredes Vañó, vaig tindre l’oportunitat de documentar i interpretar tres instruments històrics que la mateixa societat té la sort de conservar: dos fagots de sistema Böehm o francés de la marca Brevet Trieber, d’una edat aproximada de cent vint anys, a causa del seu estat de funcionament, mecanisme, condició general i pel context temporal en el qual s’hagueren pogut usar aquests instruments, i també un corn anglés, datat un poc més prompte, cent anys.

fagot Brevet Triebert
El fagot Brevet Triebert

Aquests instruments estan en desús i considerats obsolets, ja que un dels fagots està en condicions irreparables per la degradació que ha sofert l’instrument mentre no s’ha usat.

L’altre fagot té més possibilitats de ser reparable, malgrat que puga ser interpretat amb moltíssima dificultat, encara que el fragment inicial de La Consagración de la Primavera de Stravinski es podia interpretar quasi íntegrament, llevat d’algunes notes selectes. Els suros de les claus es poden reemplaçar, i les claus poden ser reforçades i alguna, substituïda. Respecte al corn anglés, està en perfecte estat, només en una revisió general de tot l’instrument i una posada a punt, seria suficient per a poder ser usat de nou.

La segona expedició a l’arxiu organològic de la Corporació Musical Primitiva alcoiana va resultar en una àrdua i aprofitable vesprada de documentació d’instruments i aprenentatge juntament amb el company Antonio Paredes Vañó, on descobrirem misteris resguardats en instruments rovellats, dins de fundes incògnites i abandonades pel cruent pas del temps, desvetlant instruments estranys i molt inusuals, que per als músics més joves, poden semblar relíquies brutes sense valor gaire, però als més veterans poden despertar reminiscències sobre anys passats en un vol, què fan recordar amb bells records aquelles èpoques musicals que nosaltres ja no tindrem l’oportunitat de palpar.

Tuba en fa
La tuba en Fa C.A Schuster

Entre els instruments que van ser documentats, voldria destacar-ne dos. El primer d’ells, és una tuba en Fa, de la marca C.A Schuster, i probablement és un dels instruments més antics que es conserve a la zona  de l’Alcoià-Comtat, i dels més inusuals, ja que el sistema de claus i broquet que ha sigut extirpat de l’instrument, està orientat cap al tub estret de la tuba, i no cap a la campana. Aquesta deducció va ser certa per les marques de guerra que posseeix l’instrument i per una fotografia encontrada a l’Instagram de l’historiador alcoià Vicent Luna i Sirera, d’una cercavila recorrent Alcoi a la fundació de la Segona República, on es pot veure un tubista tocant aquest instrument amb la forma mencionada de l’instrument. Crec, que aquest instrument mereix especial atenció i apel·le a què se cerque una forma de fer-lo funcionar de nou, ja que una relíquia així deu meréixer un tracte més apropiat pel seu valor històric.

Saxo
Saxo greu J. Rampone

El segon, un saxòfon baix o greu en Si Bemoll de la marca J. Rampone, fabricat al ben entrat segle XX. Aquest instrument és reconegut pels membres més veterans de la banda, ja que fins ben entrat l’any 2010, s’usava molt freqüentment per demanda dels directors del segle XX, més notablement Gregori Casasempere Gisbert, qui va portar endavant una tasca de recuperació intensiva d’obres festeres i simfòniques per a banda molt fructífera no només per a la mateixa banda, sinó també per a tot l’àmbit bandístic del País Valencià. Aquest instrument està en condicions mediocres, ja que el pas dels anys ha fet que el sistema de claus i sabatilles resulte obsolet vers les noves innovacions que les grans marques realitzen sobre la creació d’Adolphe Sax. L’última menció sobre l’ús d’aquest instrument va ser l’any 2017, quan l’Ateneu Musical de Cocentaina el va demanar per a fer-lo servir al Concert de Festes i al I Certamen de Música de l’Associació Sant Jordi d’Alcoi, ja que les obres Ibn Jafaixa d’Enrique Castro i Catarsis de Josep Vicent Egea el requereixen al gran elenc instrumental bandístic.

Passacarrer Nova
Foto comentada en el text on es pot veure la tuba en Fa en un grup de La Nova on apareix Joan Valls tocant la caixa. Passacarrer de celebració per la instauració de la Segona República

Sincerament, pense que Apolo ha fet una gran gesta en quant als instruments històrics es refereix, ja que és una de les poques societats musicals que conserva tantes rareses històriques organològiques, per desgràcia moltes d’elles estan pseudofossilitzades, ja que el dur pas del temps ha fet que muiren i passen a ser testimoni d’una era bandística que no tornarem a recuperar per la complexitat que requeriria aconseguir tots els instruments, que una vegada foren imprescindibles per a les bandes.

Per últim, agrair a la Junta Directiva de la CIM Apolo, presidida per Enrique Esteve Verdú, que ha pogut obrir-me les portes de la més veterana banda alcoiana; a Antonio Paredes Vañó per haver-me mostrat l’arxiu instrumental de la banda, on s’ha pogut centrar el treball de documentació; i finalment a José A. Garcia Casasempere, qui m’ha donat la possibilitat de fer aquest treball en la Primitiva, on m’ha ajudat en tot el que ha pogut dins de les seues capacitats i m’ha donat l’oportunitat d’escriure aquest text que esteu llegint. Gràcies, Apolo.

El Goya torna a obrir les seues portes

El periòdic El Nostre publica un treball de Pablo Martínez sobre aquesta sala de cinema durant varies setmanes

GoyaCIM Apolo. Comunicació Social. L’edició sabatina de El Nostre compta des del dia 7 d’agost amb una nova col·laboració durant un curt període. El diari anirà publicant durante un temps setmanalment en les seves pàgines finals la història del Cinema Goya realitzada pel nostre company Pablo Martínez. Aquest edifici ‘art deco’ va ser inaugurat com a sala de cinema el 1949 clausurant la seua activitat el 1993. Evitant visions nostàlgiques, amb aquest treball és pretèn realitzar una retrospectiva de les modes i tendències cinematogràfiques de la segona meitat del segle XX amb el nexe comú d’aquesta sala emblemàtica alcoiana. Los caballeros del Rey Arturo, Ben-Hur, El Cid, La guerra de les galaxias, El exorcista o la polèmica La portentosa vida del Pare Vicent (amb episodi terrorista inclòs) tindran cabuda en aquest treball fins arribar als últims èxits com Pretty Woman o Terminator 2. Hi ha també un capítol dedicat a la sala com eventual auditori i teatre en el qual les tres bandes van realitzar concerts festers. En el cas de la nostra banda, va gravar el seu primer disc Ecos del Levante Español o va realitzar alguns concerts de Diumenge de Rams en la dècada dels 50 del passat segle.

La Vella triomfa a Alacant: Crònica concert ADDA

Juan Javier Gisbert Cortés comparteix amb nosaltres la seua crònica del concert del passat 2 de maig a Alacant, publicada en El Nostre en l’edició del dissabte 8 del mateix mes. Agraïm també la col.laboració del material fotogràfic oferit per Carles Terol i Pau Martínez

General_ADDA
Salutacions i aplaudiments (Foto: Pau Martínez)

Don Camilo i la més que popular marxa mora L’entrà dels Moros ens arrancaven un grapat d’emocions al concert oferit el passat diumenge en l’Auditori ADDA d’Alacant per la Corporació Musical Primitiva d’Alcoi. Molta fou l’expectació creada després del canvi de director, algunes diferències internes d’opinions i el llarg període de silenci impost per la Covid, que ha fet tambaletjar a les entitats musicals del País Valencià.

Francesc Valor Llorens, al capdavant d’una Vella molt rejovenida, ens ha proporcionat minuts de glòria, arrancant compassos que sonaven perfectes als nostres oïts. Els més puristes parlaven de temps direccionals una mica ràpids, de ritardandos excessius o de passatges on faltava un poc de força, de garra diria jo, però la veritat que el mestre Valor -molt emocionat en finalitzar el concert-, pot sentir.sé orgullós del seu resultat com a comandant de la degana de les bandes alcoianes. Ara ha de bregar en consolidar l’excel·lent material del que disposa i aglutinar interessos, cal recordar que La Vella és una gran institució formada per músics de seny. Enrere quedaven molts dubtes causats pels dies grisos de la terrible pandèmia i les dificultats dels assajos, però el resultat ho ha deixat tot molt clar.

Vam tindre la sort d’escoltar, en un auditori quasi ple i farcit de mesures sanitàries, un grapat d’obres clàssiques, diríem de repertori, imprescindibles en els programes de la banda, arribant-nos a fer creure que estàvem vivint el concert de repàs del Diumenge de Rams. Moltes llàgrimes van brollar als ulls dels professors i del públic entregat que aplaudia amb força fins a poder arrancar al director el segon bis del matinal; Tarde de Abril un regal exquisit que ens va impactar a tots els presents, fent-nos alçar dels seients plens de goig. La resta del programa oferit, ens ha mostrat obres de caràcter incidental i molt colorista, com és el cas de Tormenta Pirata (García Soler), El Guerrer (Ferrando Morales) o Kapytan de Gómez Soler, on el conjunt instrumental ha demostrat els grans recursos de la seva plantilla. Algunes obres «de la casta» també han estat presents: Musical Apolo (Blanquer Ponsoda), Tristezas y Alegrías (Pérez Monllor) i Un moble més de Laporta Hellín, sense oblidar una peça de força i crit medieval com és el cas de El Barranc del Cinc de Rafael Mullor Grau, excel·lent i avantguardista compositor alcoià.

«Bombo de canya, bombo de cartó, la Música Vella per carrer Major», estrofa cantada pels músics ha sorprès als oients alacantins mentre escoltaven la marxa pasdoble Desperta’t Alcoi compost per Gori Casasempere i que és una peça identitària per als membres de la Primitiva. Gràcies, Gregori. La presència d’efectius del grup «La Cordeta» i els sons del sac de gemecs van arrodonir un matí sonor que ens ha fet recordar que «La Cultura és segura» i molt necessària en els temps de dol que està vivint la humanitat.

Dossier: «La música solemne en la Misa Mayor del día de San Jorge (1876-2021) (Apuntes para su historia)»»

Trabajo de Juan Javier Gisbert Cortés publicado en El Nostre en su edición del pasado 17 de abril

Juan Javier Gisbert Cortés

Siempre me han llamado la atención, desde mi debut como cantante en la Coral Polifónica Alcoyana, los títulos de las partituras que se cantaban durante la celebración de la festividad del Santo Patrón, de nuestro querido Jorge. Tuve la suerte de conocer a muchos de los miembros de “les Capelles de la Vella” y “de la Nova”, y tertuliar con ellos sobre los tiempos de esplendor de estas instituciones, que fueron esfumándose con el nacimiento de la Polifónica, y con sus miembros aglutinados mayoritariamente en esta nueva formación. A la memoria vienen los nombres de Alfonso Marco, Antulio Abad, Florencio Cuevas, Toni Olcina, Eugenio Valls, Paco Vila, “Iris”, Fernando Bañó, Emilio Payá, José Botella, José Montava, Luis Gisbert, Rafael Abad, Alfonso Sellés, Miguel Carbonell, Rafael Escoda, José Rico, Manuel Pérez…. (1) Y un largo etcétera, que con el paso de los años he olvidado; desde aquí mis disculpas.

Aquellos grupos corales, formados estrictamente por voces masculinas, cantaban todas las funciones religiosas del pasado, y daban solemnidad a las celebraciones de los templos alcoyanos. Quizás sea el momento de plantearse a través de estas líneas, el estudio profundo sobre su existencia, y la vida en común con las instituciones donde crecieron, se fomentaron y pervivieron. De la “Capella Santa Cecilia o Nova del Iris” se ha ocupado José María Valls Satorres en su libro sobre la historia de la institución (2), ofreciendo una interesante aportación al tema desde su fundación allá por 1844. Pero quedan muchas lagunas sobre los miembros y actividades del colectivo de la Corporación Musical Primitiva que quizás sea conveniente investigar en algún momento (3). Gonzalo Faus sitúa su nacimiento en la tercera década del siglo XIX bajo la batuta de Francisco Cantó Botella (4). Y en este oasis vocal cabe citar también a la “Capilla de San Agustín” que es absorbida en 1858 por la Nueva, y al desaparecido Orfeón Alcoyano, creado en 1863, del que muy poco conocemos (5). Es a partir del año 1858 cuando según Valls Satorres y sus investigaciones los oficios y celebraciones religiosas se reparten entre las dos formaciones más potentes: “la Vella” y “la Nova”.

Siendo muy joven, llegué a cantar la Misa a tres voces de José Jordá Valor, una obra que había sido compuesta por el alcoyano para la vecina población de Penáguila y que sigue siendo muy querida por la Coral y el Grupo de Cantores  de Alcoy. Y con ella participé, después del aprendizaje, en la misa mayor del día 23 de Abril de 1981, sin llegar a pensar que fue la última interpretación de ésta en el templo con motivo de la jornada central de la fiesta georgina. Al año siguiente el maestro Amando Blanquer nos sorprendía con su Missa a Sant Jordi, un monumento musical que arranca lágrimas de emoción a los intérpretes y al público en general. Por azares de la vida, del personaje fester representado y como miembro activo de la masa coral, he vivido los cuarenta años de existencia de esta grandiosa obra.

Lorenzo Perosi, el más interpretado por detrás de Amando Blanquer

Y claro está, los pentagramas blanquerianos parecen eternos, antiguos, históricos y así es, son ya dos las generaciones que hemos disfrutado con sus melodías y los momentos arrebatadores siempre bajo la dirección estelar de Gregorio Casasempere Gisbert. La Orquesta Sinfónica de Alcoy ha sido la encargada de la interpretación instrumental. Recordemos que en 1982 tuvo lugar su estreno, y que dos años después, fue ampliada por el maestro compositor. Pero ¿Qué ocurría en el pasado? ¿Qué títulos se interpretaban?

Hoy, y aprovechando este nuevo año sin fiestas, queremos hacer un pequeño repaso a los autores, a los títulos, a las referencias periodísticas con la finalidad de enriquecer los estudios realizados sobre el arte musical y las fiestas de Moros y Cristianos. Los autores son diversos y cada Capilla tenía sus predilectos, rivalizando en la interpretación, en la sonoridad, en la dicción, en el prestigio. Yo he visto, y puedo dar fe de ello, a los cantantes veteranos defender su parcela, y vanagloriarse de la institución a la cual pertenecían.

En la tabla adjunta recorremos los ciento cuarenta y cinco años de búsqueda desde aquel lejano año de 1876, recordado por ser el VI Centenario del Patronazgo de San Jorge, y en el cual se interpretó la Misa en Mi Bemol de Hilarión Eslava, actuando conjuntamente las dos formaciones existentes, “la Vella” y “la Nova”. El recorrido a través de esta breve historia nos aporta las interpretaciones sacras de Salvador Giner, Román Jimeno, Pablo Hernández Salces, Charles Gounod, Saverio Mercadante, Wolfang Amadeus Mozart, Gaetano F. Forchini, Lorenzo Perosi, Sancho Marraco, grandes orfebres de la música religiosa; sin olvidar a nuestros paisanos Camilo Pérez Laporta, Julio Laporta Hellín, Juan Cantó Francés, José Jordá Valor, Gonzalo Barrachina Sellés o Amando Blanquer Ponsoda.

Con anterioridad a 1876, punto de partida del presente trabajo, hemos podido localizar en la Historia Religiosa de Alcoy escrita por José Vilaplana Gisbert, que los cantantes y orquesta de la Primitiva entonaban la Misa de Luigi Querubini (posiblemente la Misa en La Mayor, para tres voces) muy apropiada para el conjunto; y que los componentes de la Música Nova tenían en repertorio una Misa de Mozart y la aplaudida de Antón Diabelli, tan de boga en aquellas calendas. Seguramente estas partituras se interpretaron el día de San Jorge, debido a la importancia que tuvieron en las dos formaciones.

Cuántas épocas, modas y estilos nos descubre la puesta en escena de esta musa introspectiva que llega al corazón por su magnitud y solemnidad, convirtiendo la Misa Mayor en un momento mágico donde se mezcla la pasión, la fiesta y la espiritualidad. La composición litúrgica más interpretada ha sido sin ningún tipo de dudas la “Missa a Sant Jordi” del paisano Blanquer Ponsoda (6), habiéndose celebrado las treinta y ocho anualidades consecutivas, algo inaudito en este breve recorrido. La sigue muy de cerca la Secunda Missa Pontificalis de Lorenzo Perosi, que ha alcanzado las veintitres interpretaciones en el día del patrón verificadas, aunque estamos seguros que en los muchos años que permanecen sin datos fue cantada con todo entusiasmo, siendo la mas celebrada de todas las encontradas. De cerca le siguen la Misa Solemne en Sol Mayor a Santa Cecilia del francés Gounod, la Prima Missa Pontificalis de Perosi y las de nuestros paisanos Juan Cantó Francés (Misa en La, a cuatro voces) y José Jordá Valor (Misa a tres voces).

Juan Javier Gisbert Cortés

ENLACE TABLA OBRAS INTERPRETADAS EN LA MISA DE SANT JORDI DESDE 1876

Citas:

1.-Miembros antiguos de las Capillas: Antonio Miralles, Antonio Carpio, Vicente Bou, Emilio Bou, José María Pla, Camilo Juliá, Gilberto Pascual, Francisco Aznar, Baldó, Emilio Carrasco, Manuel Cabrera, Roberto Catalá “Nasio”, Juanito Iváñez, Miguel Moltó “Suárez” o Miguelito Bou Llácer, entre otros muchos.

2.-Valls Satorres, José María: Historia de una banda de música: La Nova desde 1842. P.p. 75-86.  Excma. Diputación Provincial Alicante, 2010.

3.-http://www.cimapolo.com/cast/hist_primitiva.html (consultado 10-4-2021)

4.-Faus García, Gonzalo: “Las Bandas de Música”. Certamen Científico Literario. Pp. 243-274. Alcoy, 1901

5.-Valor Calatayud, Ernesto: “Diccionario Alcoyano de Música y Músicos”. Página 32. Alcoy 1988

6.-Gisbert Cortés, Juan Javier: “La Misa a Sant Jordi, veinticinco años después”. Ciudad, 14 de Abril de 2007

7.-Datos consultados en Bivia (Biblioteca virtual alcoyana), la Revista de Fiestas (A.S.J.) y en los libros firmados por Julio Berenguer Barceló, Adrián Espí Valdés y José María Valls Satorres.

8.-https://cimapolo.wordpress.com/2012/12/08/va-passar-fa-120-anys-la-primitiva-en-la-proclamacio-de-la-immaculada-com-a-patrona-de-la-infanteria-espanyola-a-alcoi/  (consultado 10-4-2021)

9.-José María Valls Satorres nos aporta el siguiente dato: Sobre 1956, la Misa Mayor y la actuación de la “Capella de Santa Cecilia” estaba acompañado por el armonium, que era interpretado por Alfonso Sellés Cabrera, sobrino de Gonzalo Barrachina y director en su momento de la Música Nova. Esto ocurrió durante algún tiempo. No hemos podido concretar.

 

La Primitiva torna a «En clau de vents»

El canal de Youtube escull dues peces emblemàtiques per a la nostra banda

PMB.  El canal de Youtube En clau de vents dedicat a la música per a banda anterior a 1950 incorpora dos audios nous des del passat 6 de gener de obres molt emblemàtiques per a La Primitiva. L’historiador Frederic Oriola i la professora i musicòloga Mari Àngels Faus han escollit en aquesta ocasió el popurri El Pardalot (1884) de Juan Cantó i la marxa L’Entrà dels Reis (1913), de Camilo Pérez Monllor, obres representatives d’aquestes dates. De la primera obra, es comparteix la versió que la banda va gravar per al CD La Nostra Música dirigida per Gregorio Casasempere Gisbert el 2000, i de la següent, l’enregistrament de 1975 dirigit per Jaime Lloret Miralles per a Ecos de Mariola. Registres sonors per al record i per a l’estudi.

Va passar… el 3 de gener de 1937: Altre Nadal diferent

La Primitiva va participar en un acte nadalenc de caire antifeixista en els primers mesos de la guerra

Un ‘Dia del Niño’ de similars característiques a Catalunya (Cartells del Pavelló de la República, Universitat de Catalunya www.mdc.csuc.cat

Pablo Martínez. L’actual crisi sanitària provocada per la pandèmia del Covid-19 ha generat tot un seguit de canvis en els nostres hàbits socials i culturals coneguts com a ‘nova normalitat’. Les distàncies de seguretat, les mascaretes i l’obligatorietat d’evitar aglomeracions en recintes urbans formen part ja de la nostra vida quotidiana fins que aparegui algun fàrmac que pugui curar aquest nou virus i alleujar el col·lapse sanitari en les diferents àrees de salut del territori nacional. Per anar conscienciant la societat, es diu des dels alts estaments polítics que «enguany no tindrem un Nadal normal», degut a les possibles restriccions en les reunions familiars nadalenques. A l’espera que es decideixi com es van a  organitzar els diferents actes festius característics de l’ara anomenat ‘Nadal alcoià’, recordem altre Nadal diferent.

Corre l’any 1937. El país es troba embrancat en una guerra fratricida des de feia cinc mesos. Fins als bombardejos de setembre de 1938, aquesta guerra no tendria una incidència plena a Alcoi. No obstant això, el clima estava enrarit mentre la ciutat es trobava encara en zona republicana. Es succeïen els assassinats puntuals a falangistes i gent afí al règim militar sublevat, mentre propietats privades i les empreses s’anaven confiscant i col·lectivitzant. La nostra ciutat es va convertir a nivell nacional en un exemple paradigmàtic d’aquest fenomen, convertint-se en una ‘petita Rússia’. [1]

Noticia de l’esdeveniment per a ser difosa a Radio Alcoy (Arxiu Municipal Alcoi, ref. 005220)

Durant els anys de la República, es va seguir respectant la festivitat dels Reis Mags que va ser organitzada en un principi per la Filà Gusmans i després pels Miqueros amb la col·laboració de Radio Alcoy. A partir de 1934, són els Marrakesch els organitzadors de l’esdeveniment obrint una subscripció popular per sufragar les despeses d’organització. Després de l’esclat de la Guerra Civil i ja l’any 1937 “el Consejo Económico Político y Social ha acordado declarar días laborables los días 25 y 26 y se decide suprimir la celebración de las fiestas que indiquen viejas costumbres, dadas las circunstancias por las que atraviesa España”[2], de manera que suprimeix la celebració dels actes nadalencs i es decideix organitzar el ‘Dia del Niño” a celebrar el 3 de gener al Teatro Circo.

El Socorro Rojo Internacional i la Filà Ligeros s’encarreguen d’organitzar aquest acte per als xiquets refugiats a la nostra ciutat. La Primitiva va ser la banda encarregada d’amenitzar l’acte “ejecutando himnos revolucionarios del momento que fueron coreados por todos los niños. Éstos ocupaban todas las butacas de la planta baja del teatro”[3]. Del repartiment dels joguets distingits per a xics i xiques, es van encarregar joves i “bellas antifascistas del Socorro Rojo Internacional”. Gràcies als repertoris[4] que conserva la banda, podem citar alguns dels títols que segurament es van interpretar aquell dia: l’Himno Popular Antifascista de Roberto Moya; Los hijos del pueblo; La Internacional o La joven guardia[5]. Ara per ara, no podem assegurar si es tractava de la banda en la seva totalitat o d’un grup reduït.

El director titular, Luis Vicente Claver Solano[6], encara es trobava a Alcoi mentre dirigia simultàniament la banda del Regiment d’Infanteria Biscaia 12. A l’igual que el també militar José Carbonell García, titular de la Música Nova de llavors, el músic extremeny era sensible a la causa republicana com demostra la donació de 37 pessetes al Socorro Rojo Internacional per a l’adquisició de material sanitari, quantitat percebuda per la banda del Regiment al realitzar un passacarrer solidari[7]. L’edició del ‘Día del Niño’ de l’any següent ja no va tenir la mateixa repercussió a causa del cansament que s’anava estenent a la població i les diverses campanyes d’ajudes que s’anaven demanant al llarg de l’any[8]. A l’acabar la guerra amb la dictadura franquista al poder, es van anar reinstaurant els diversos actes nadalencs amb els consecutius canvis d’itineraris i horaris al llarg dels anys, fins arribar tal com els coneixem avui dia.

Probablement, serà un Nadal diferent provocat per una greu crisi sanitària però no tan dolent com els d’aquells anys a conseqüència d’una altra crisi de convivència i desraó.

——

[1] Per a conéixer amb major profunditat aquest fenomen, recomanen la lectura de La colectivización anarcosindicalista en la Guerra Civil española. Pervivencias temporales y desmemoria en el presente alcoyano (Ed. Neopàtria, 2020), d’Àngel Mora Castillo.

[2] Periòdic Humanidad de finals de desembre, ressenyat per Rafael Coloma en el seu llibre Centenario de la Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy (Gráficas Díaz, 1985, pág. 68)

[3] La crónica d’aquest esdeveniment es pot consultar a l’edició del 5 de gener del diari Humanidad.

[4] Agrair novament el testimoni escrit del clarinetista Rafael Serra Carbonell, pare de Rafael Serra Moncho que conserva els repertoris d’aquells anys.

[5] Aquest Himne de la Unió de Joventuts Comunistes d’Espanya serviria de base per a la banda sonora de Roque Baños de la pel.lícula Las trece rosas (2007)  d’Emilio Martínez Lázaro.

[6] Més información sobre el músic militar a la Revista de Festes de Moros i Cristians 2018: Luis Vicente Claver Solano, un director de La Primitiva (Pablo MARTÍNEZ BLANES, pág. 170)

[7] Arxiu Municipal d’Alcoi (Ref. 005220)

[8] SANTONJA, Josep Lluís: La Cabalgata de Reyes Magos de Alcoy (Ed. Marfil, 2020, pág. 38)

A %d blogueros les gusta esto: