X Trobada d’Escoles de Música de l’Alcoià i Comtat en Penáguila

Alumnos de la Escuela de Música ‘Amando Blanquer’ estuvieron presentes

Trobada3JAGC. Una quincena de alumnos de la Escuela de Música “Amando Blanquer” participaron en una nueva entrega de la Trobada d’Escoles de Música de l’Alcoià i el Comtat, que este año se celebró en la localidad de Penáguila el pasado 8 de octubre.

Bajo el lema L’altre so de la Font: la música, los participantes acudieron a distintos talleres en los que pudieron perfeccionar la técnica instrumental, así como repasar las obras musicales que se iban a interpretar en el concierto. Además, el evento contó con la posibilidad de descubrir parajes tan emblemáticos de esta localidad, como el Jardí de Sants.

La jornada se celebró con la presencia de 135 alumnos de distintas escuelas, y los educandos de esta entidad se distribuyeron en los siguientes talleres: percusión, flauta, clarinete, saxofón, trompeta, trombón, iniciación y trompa. Uno de los momentos más emotivos llegaría por la tarde con el multitudinario desfile que recorría las calles de Penáguila y en que se podía escuchar el pasodoble Educandos de Benejúzar, obra del compositor José Aparicio Peiró. Con motivo de la participación en estas jornadas, la escuela recibió un diploma acreditativo. Asimismo, todos los participantes tuvieron como recuerdo una mochila conmemorativa y una camiseta.

Desde la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana (FSMCV) han valorado muy positivamente este encuentro, y en breve se empezará a preparar la jornada de 2023. (Fotos facilitadas por José Antonio García)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Inicio del segundo plazo de matriculación para el curso 22/23

Todos los lunes, martes y miércoles de septiembre de 17 a 20 h. en la sede de Apolo

Matrículas septiembre 2022JAGC. La Escuela de Música “Amando Blanquer” abre su segundo periodo de matriculación para el curso 22/23, que se desarrollará en horario de 17 a 20 horas, cualquier lunes, martes o miércoles del mes de septiembre.

Durante esos días, podrá llevarse a cabo la inscripción en las diferentes modalidades instrumentales (trompeta, clarinete, saxofón, oboe, trompa, percusión, guitarra, piano, canto, batería, trombón, violín, guitarra eléctrica, armónica…), así como en los grupos conjuntos de Iniciación y Preparatorio. Además, puede solicitarse más información a través del correo escola@primitivadealcoy.com o, en horario de matrícula, a través del teléfono 96 503 03 51.

Las clases empezarán en octubre. Aprovechamos para recordar que la Escuela de Música “Amando Blanquer” es un centro reconocido por la Conselleria de Educación para el aprendizaje de la música, y que nos encontramos en el número 10 de la calle La Cordeta.

Inicio del primer plazo de matriculación para el curso 22/23

Los días 4, 5 y 6 de julio y los lunes, martes y miércoles de septiembre  de 17 a 20 h.

MatrículaJAGC. La Escuela de Música “Amando Blanquer” ya ha iniciado su etapa de matriculación para el curso 22/23. Durante los días 4, 5 y 6 de julio, se llevará a cabo el primer turno de matrículas en horario de 17 a 20 horas.

El periodo de matriculación continuará en septiembre. En ese momento, cualquier lunes, martes y miércoles, de 17 a 20 horas, podrá llevarse a cabo la inscripción en las diferentes modalidades instrumentales (trompeta, clarinete, saxofón, oboe, trompa, percusión, guitarra, piano, canto, batería, trombón, violín, guitarra eléctrica, armónica, ukelele…), así como en los grupos conjuntos de Iniciación y Preparatorio. Además, puede solicitarse más información a través del correo escola@primitivadealcoy.com o, en horario de matrícula, a través del teléfono 96 503 03 51.

Las clases empezarán en octubre. Aprovechamos para recordar que la Escuela de Música “Amando Blanquer” es un centro reconocido por la Conselleria de Educación para el aprendizaje de la música, y que nos encontramos en el número 10 de la calle La Cordeta.

De Fogueres al Corpus

La Primitiva va actuar a l’aplec de bandes d’Alacant i a la processó del Corpus Christi a Alcoi

Primitiva_Fogueres
Moment de l’Aplec de Bandes a Alacant (Foto: Foguera Sèneca-Autobusos)

PMB.  Al cap de setmana dels passats 18 i 19 de juny, La Primitiva va participar en dos actes festius totalment diferents després de la nova normalitat amb la pandèmia totalment controlada. En primer lloc, apareixia un grup reduït a l’Aplec de Bandes inclòs a la programació de les Fogueres de Sant Joan d’Alacant. Representant la Foguera Sèneca-Autobusos, el repertori van ser dues marxes de Miguel Ángel Mas Mataix, Recordant a un foguerer i De Quiroga a Sèneca-Autobusos. Aquestes dues marxes estan inclosos en el CD Alacant cor i flama que ha publicat la Foguera amb motiu del 90è aniversari de la seva fundació.

En segon lloc, i ja a Alcoi, la banda clausurava el Corpus christi amb la Triunffal de José Blanco. La processó va tindre un nou recorregut més curt amb el Santíssim Sagrament portat pel Gremi de llauradors. També hi van participar els comuniants, els càrrecs festers del proper any, inclòs Sant Jordi i els balls que realitza el Grup de Danses Sant Jordi on no hi pot faltar el ball de la Moma.

Corpus_2022
Processó del Corpus (Foto: Christian Ferrándiz)

Finalitza l’aventura de Maria Cabanes

Alcoi li va donar la benvinguda quan va arribar a la meta el 7 de juny

Maria_Cabanes_Agora
Maria Cabanes a la sala Àgora (Foto: Ajuntament Alcoi)

PMB. En la vesprada del 7 de juny, la plaça Ramon i Cajal va acollir el final de la gesta de Maria Cabanes: el recorregut a peu des de Zurich a Alcoi. Una aventura personal que s’iniciava el passat 1 de març i que per fi ha vist la realitat amb un resultat feliç després de 99 dies, 1 hora i 13 minuts amb 2.288 kms. de recorregut senderista.

Les seves cròniques diàries es poden consultar a Instagram al link #ZurichAlcoiByFoot on podem comprovar les seues vivències i la quantitat d’amics que l’han pogut ajudar i animar. L’Ajuntament d’Alcoi va donar la benvinguda a la nostra ciutat en un acte esportiu a l’Àgora on es van reconèixer com a esportistes d’èlit trenta alcoians. Enhorabona des de La Primitiva. (En la foto cedida per Marisa Sempere, els membres de La Primitiva li donen també la benvinguda)Maria_Cabanes_Música_Primitiva

‘Una amistat reial’ amb motiu del 75é aniversari de la mort de Camilo Pérez Monllor

Recuperem l’article de Pablo Martínez publicat a La Nostra Festa, edició 2022 del periòdic El Nostre al voltant del pasdoble El Ksar-el-Kebir, de Camilo Pérez Monllor

Alfonso XIII
Alfonso XIII mira a les kàbiles desfilar amb banderins i músiques -Revista Nuevo Mundo, 12.01.1911. Foto cedida per Pep Camallonga

 

 “El Soberano revista las tropas, entre el entusiasmo delirante de la muchedumbre. Conoce al Maestro de otras ocasiones. Y al llegar frente a la Banda militar, Alfonso XIII, todo afabilidad y simpatía, saluda al Músico Mayor:

  • Hola, mi buen don Camilo; mi fiel amigo; la mano, querido Director.

El Monarca, con su borbónica sonrisa, tiende su diestra a don Camilo Pérez Monllor, que iluminado y azorado estrecha la mano real fuertemente, rendidamente, amorosamente.

Terminado el acto oficial, el Maestro llega a su casa, emocionado, orgulloso y tras referir el suceso clama a su mujer:

  • Guarda ese guante, como guardar puedas cuanto más ames. Con él he estrechado la mano de mi Rey.”

La visió quasi viscontiniana del mestre Pérez Monllor que ofereix aquest fragment correspon al text que l’escriptor Rafael Coloma Payá li va dedicar en el concert-homenatge que la Corporació Musical Primitiva va tributar a l’autor de Baix la figuera. Es va celebrar el 23 de febrer de 1947 al Teatro Circo amb motiu de la seva mort recent el 4 de gener, un mes enrere. En paraules de l’escriptor, per a don Camilo aquesta salutació reial va ser “uno de los más gratos y felices momentos de su vida”.

Camilo Pérez Monllor, moro
Camilo Pérez Monllor (Alcoi, 1877-Madrid, 1947)

El fet va succeir amb màxima probabilitat el març de 1915[1] en una de les visites oficials que el monarca va realitzar a Andalusia amb parades a la província de Cadis. Dues d’elles, a San Fernando i Jerez de la Frontera, mentre el músic alcoià es trobava al capdavant de la banda de música del I Regiment d’Infanteria de Marina del Terç Sud a San Fernando (Cadis).

Una de les proves més evidents d’aquesta amistat seria la composició del pasdoble El Ksar-el-Kebir el novembre de 1911. El títol fa referència a la ciutat marroquina d’Alcazarquivir que es podria traduir com a ‘gran fortalesa’. Aquell any, Pérez Monllor era músic major de segona i va viatjar fins Larache per a residir al campament Sidi-Aissa ben el Kasem situat a l’esmentada Alcazarquivir a uns 30 quilòmetres.[2] En aquest lloc va compondre el pasdoble basat en la recopilació de cants moruns i espanyols, el qual va dedicar «A S.M. el Rey Don Alfonso XIII«, amb la inclusió de dolçaines evocant les marxes mores dels tabors[3], en un procès d’absorció d’aquelles músiques que aflorarien en la posterior i tant volguda Uzúl el-m`sélmin-L’entrà dels moros. Evidentment, no s’ha de confondre amb El Ksar el Yedid, basat en melodies granadines i molt més conegut i interpretat, sobretot, en les festes d’Alcoi i comarca.

La peça es va poder escoltar per primera vegada (almenys a Alcoi) en el concert de Diumenge de Rams de La Primitiva el 2015, sent director titular Àngel Lluís Ferrando. Aquesta primera audició va ser possible gràcies a les investigacions i gestions de José María Valls Satorres, el qual va localitzar la partitura original a la biblioteca del Palau Reial a Madrid, on apareix en una cuidada enquadernació amb cobertes vermelles i títol i dedicatòria en or.[4]

Al 75è aniversari de la mort d’aquest insigne músic alcoià, hem volgut ressaltar la rellevància de la seva figura amb aquest moment anecdòtic i consegüent poc conegut pasdoble. En aquest any tan especial, esperem i desitgem siga una bona ocasió per parlar del seu perfil i obra, la qual tan sols coneixem en la seua vessant més festera.

Pablo Martínez Blanes

 

[1] Es pot veure notícia en La Época (16/03/1915)

[2] L’historial militar de Camilo Pérez Monllor es troba fotocopiat al llegat d’Ernesto Valor en procès de catalogació que conserva el CIM Apolo.

[3] Unitat de tropa regular marroquina al servei de l’exèrcit espanyol durant el protectorat, composta per diverses companyies. (RAE)

[4] Sobre aquest fet i acompanyat d’una completa biografia, es por consultar l’article que el mateix José María Valls va dedicar a Camilo Pérez Monllor al blog de la Corporació Musical Primitiva https://primitivadealcoy.com/2015/02/27/jose-maria-valls-satorres-deconstruint-uzul-el-mselmin-vii/

En el 75é aniversari de la seua mort: ‘Lección ante la vida de Camilo Pérez Monllor’, de Rafael Coloma Payá

Recordatori CPMonllorEl 4 de gener de 1947 moria al 17 del carrer madrileny de Fernán González el músic Camilo Pérez Monllor a conseqüència d’un tumor intestinal amb 69 anys. Tal com assenyala el diari ABC del dia següent, el cadàver va ser conduït al cementeri Nuestra Señora de la Almudena a primera hora de la vesprada abans de la Cavalcada de Reis.

A Alcoi es va celebrar un solemne funeral el 23 d’aquell mateix mes a la parròquia de Sant Maure i Sant Francesc amb la participació de les músiques de capella Santa Cecília, Nova de l’Iris i Primitiva, les quals van interpretar la Missa de Rèquiem de Perosi. Molt afectades la societat Apolo, la filà Abencerrajes i La Primitiva van decidir celebrar un concert a la seva memòria. Finalment, es va celebrar el 23 de febrer al desaparegut Teatro Circo amb una primera part en què s’interpreta L’Arlesiènne de Bizet i una segona dedicada al mestre alcoià. En programa apareixen el pasdoble Nanos i chagans; la marxa fúnebre Mater Dolente, el Capricho español i Uzúl el m’selmin (L’Entrà dels Moros). En el transcurs del concert, l’escriptor i periodista Rafael Coloma Payá li va dedicar unes paraules que foren recitades i impreses sota el títol Lección ante la muerte de Camilo Pérez Monllor que hem volgut recuperar amb motiu del 75è aniversari de la seva pèrdua.

«Murió el Maestro. Plegáronse sus ojos azules una mañana fría madrileña, en la más amarga de las ausencias. Ya había en los balcones, esperando, zapatitos y paja. Gozo y risa, rimaban estrofas de ilusión juvenil. Tras los cristales, empañados de frío, las almas blancas de los niños presentían un galopar de herraduras de oro y tres coronas reales. Cuando aun villancicos y rabeles no habían apagado sus cánticos y la inquietud en la niñez era más tensa, Camilo Pérez Monllor moría lejos de su tierra, con el pensamiento puesto en esta aglomeración urbana, en esta factoría industrial y en San Jorge, que un día operara sobre los pelados montes el Milagro y la Victoria.

A la mente del Maestro acudirían en tropel esos detalles de su vida, minúsculos y singulares detalles, capaces de definir la magnitud de su grandeza.

Fue uno de los conciertos celebrados aquí. Sobre los atriles de los profesores, la instrumentación de Fontinens. Camilo Pérez Monllor abre la página primera, donde hay letras y notas de su padre. Ataca la banda. Van sucediéndose los periodos. El Maestro tiene una mano sobre la caligrafía del pentagrama. Sus ojos están fijos en la lectura de los pasajes. No vacila, ni mira a nadie. Ya irán por buen camino los músicos. Deleitándose con lo que oye, mantiene un vivo coloquio con su progenitor. ¿Qué se dirían padre e hijo? El Maestro llora. Llora, quietos los brazos, gacha la cabeza, alto el corazón. Y así le coge de improviso el final, despertándole bruscamente del tierno y mudo diálogo, los aplausos del público.

1928
Camilo Pérez Monllor fue director de La Primitiva entre 1928 y 1933

Era el Maestro muy joven. La milicia prendió en él como un tributo de vasallaje a la Patria. Dirigía y mandaba la Banda Militar de San Fernando. Hacía a diario ensayar a los músicos. Su arte, rigorista, imponíase a todos, pese a su juventud, ante un círculo de profesores abnegados y maduros. Todos los grandes autores desfilan por los atriles de la banda militar. Sobraba todo aquello, pues no había de ser interpretado jamás. Su talento y disciplina aguantaban la paciencia de sus subordinados.

Un día, terminado el ensayo, un viejo músico se acercó al maestro y le inquirió:

– Don Camilo, nunca tendremos ocasión de tocar estas piezas.  La banda no da concierto alguno. ¿Por qué tanto ensayo de obras clásicas?…

El Maestro, todo gravedad, respondió:

-No tocamos para dar concierto alguno. Tocamos para que yo me deleite.

La respuesta, sentenciosa, fue una proclamación definitiva de su alma exquisita y artista, que pese a su juventud, se imponía severa ante la madurez de sus subordinados.

Jerez de la Frontera espera engalanada, como una novia en nupcias, la llegada del Rey de España. Brillan al sol claro de Andalucía banderas y reposteros. A rendirle honores al Monarca acuden tropas del Regimiento de San Fernando, con su glorioso tafetán morado de noble ejecutoria. Como en las bodas reales, tienen ahora en Jerez las milicias de San Fernando puesto de honor, con su Banda, al frente de la cual va Camilo Pérez Monllor, noble, apuesto, guantes blancos y uniforme azul.

El Soberano revista las tropas, entre el entusiasmo delirante de la muchedumbre. Conoce al Maestro de otras ocasiones. Y al llegar frente a la Banda militar, Alfonso XIII, todo afabilidad y simpatía, saluda al Músico Mayor

– Hola, mi buen don Camilo; mi fiel amigo; la mano, querido Director.

El Monarca, con su borbónica sonrisa, tiende su diestra a don Camilo Pérez Monllor, que iluminado y azorado estrecha la mano real fuertemente, rendidamente, amorosamente.

Terminado el acto oficial, el Maestro llega a su casa, emocionado, orgulloso y tras referir el suceso clama a su mujer:

– Guarda ese guante, como guardar puedas cuanto más ames. Con él he estrechado la mano de mi Rey.

Aquel guante blanco, con el que tuvo el Maestro uno de los más gratos y felices momentos de su vida, guardólo siempre Camilo Pérez Monllor, como se guarda una reliquia antigua o una gloriosa bandera vencedora en cien combates.

Es en el Retiro de Madrid, bajo la fronda verdosa de la arboleda. En el templete, la Banda municipal, a las órdenes del Maestro Villa, acaba de interpretar Triana de Albéniz. Una visión de colorido y sol meridionales se derrama sobre los macizos del Retiro.

El hijo de Albéniz, asistente entre el público, corre emocionado a felicitar a Villa, por la maravillosa ejecución de la obra de su padre. Villa ha dado vida a Triana, exclaman todos.  Pero alguien en la sombra, ignorado y ausente, es el autor de aquel triunfo. Villa, honrado, agradece al hijo de Albéniz los elogios y le dice:

– No es mí precisamente a quien se debe este triunfo, que tu padre ha obtenido. Triana ha sido interpretada por Camilo Pérez Monllor. A él se lo debes todo. Él ha instrumentado fielmente el pensamiento de tu padre.

Los aplausos del público fueron compartidos entre Albéniz muerto y Pérez Monllor ausente.

Y siguió riendo el sol en los macizos verdosos del Retiro.

tumba de C. Pérez M.
La tumba de Pérez Monllor en el madrileño cementerio de Nta. Sra. de La Almudena donde insólitamente no hay ninguna referencia a su nombre (Foto cedida por José María Valls)

Es también en otro concierto. Ya apenas Camilo Pérez Monllor pude tenerse en pie. Dirige su banda sentado ante el atril directoral. Va a interpretarse Tannhauser, que responde a un ideal teutónico, de poder y mando, pureza de raza, viva encarnación nacional de Ricardo Wagner.

El Coro de Peregrinos se deja oír quedo, suave, prolongado. Salta la atrevida armonía, que se diluye entre un acompañamiento de millares de notas. Y así, avanzando gradualmente, se llega al final. Pérez Monllor, desde su asiento, ha ido batuta en mano empujando a los profesores, entre riadas de notas ahora y suavidades sonoras después. El espíritu de la partitura cala muy hondo en su alma aristocrática. El ideal ario muévele los nervios. Y poco a poco, como obedeciendo a una voz imperiosa, se le ve llegar, paralelamente con la banda, al momento cumbre, al fortísimo de la obra. Sin saber cómo, el Maestro ha ido levantándose de su asiento. Las notas le han ido empujando. Ya está en pie. Su dolencia física desaparece, porque necesita fuerzas para seguir con sus manos elegantísimas el final del Tannhauser.

Y así, de pie, termina Camilo Pérez Monllor la bella página wagneriana, en una absorción de fuerzas, que la música del germano ha inyectado al cuerpo enfermizo del Maestro.

Yo he leído cartas postreras del Maestro. Toda su única ilusión era venir a Alcoy. Vivir en Alcoy. Morir en Alcoy.

Presintiendo quizás su final, deseaba ardientemente divisar el paréntesis rocoso del Barranc del Sinc y saber de la pina configuración de nuestras calles. Le ahogaba saberse lejos y enfermo. Al advenir las fiestas abrileñas, la queja se escapaba de sus labios y una imagen de San Jorge y una esposa enamorada disimulaban su tristeza. Era un alcoyano sin esa faramalla llorona, localista y provinciana de la terreta. Ambicionaba la tierra alcoyana, por lo que de sagrada para él tenía la casa donde nació, la tumba de sus padres y los recuerdos tradicionales que de niño inculcáronle en su corazón: la derrota de los moros, Chuan l’aixà, los terremotos del XVII y los lirios del Carrascal.

Amaba a Alcoy, a la manera como los grandes hombres amaron a su Patria.

Y aquí queda retratado Camilo Pérez Monllor.

Digamos que era bueno, noble, artista y patriota. Supo llorar ante la música de su padre, pasó ignorado ante el triunfo que le pertenecía, amó a su Rey y a su Patria, quemó a diario el arte de su alma, llevó siempre a su tierra y a su Santo metidos en su corazón. Fue capaz, por sí solo, de levantar la cultura de todo un pueblo y trazar, con el tesón de su espíritu disciplinado, la ruta musical que hoy contemplamos.

Murió de pena y de tristeza, en la sencillez de un piso recoleto madrileño, pensando en Alcoy. En este Alcoy que, digámoslo sinceros, soportó fríamente que Pérez Monllor huyera de su casco, para buscar en otros climas y otros hombres, cobijo y amparo.

Así murieron, tristes y melancólicos, Andrés Sempere, el gran retórico humanista; Luis Juan de Alzamora, Secretario de Don Juan de Austria; Gregorio Ridaura, beneficiado de la catedral de Valencia; Antonio Gisbert, pintor insigne; Juan cantó, director del Conservatorio de Madrid; Lorenzo Carbonell, héroe y laureado; Gonzalo Cantó, cantor de nuestro campanario; y tantos otros, prez y honra de Alcoy, que Dios o la incuria de todos nosotros hace que duerman la paz de la muerte lejos del pueblo que les vio nacer, esperando pacientes la mano de nieve que sepa devolverlos a nuestras entrañas.»

 

 

 

 

 

Finaliza el curso académico 2020/21

Con las audiciones de verano, la escuela de Música ‘Amando Blanquer’ pone punto final al curso

Noticia 2021
Momento de la actuación de la Banda Jove dirigida por Jordi Monllor (Foto: José Antonio García)

JAGC. La Escuela de Música “Amando Blanquer” ha puesto punto y final al curso 20/21 y lo ha hecho con la tradicional audición de verano. Si bien el curso pasado fue imposible celebrar este evento, las recientes mejoras en la situación sanitaria han permitido que se haya podido llevar a cabo.

Los primeros en actuar fueron los alumnos de Iniciación y Preparatorio, que en el local de ensayos ofrecieron un breve recital con instrumentos de pequeña percusión, así como con percusión corporal. Uno de los números más esperados llegaba con La máquina de escribir, que arrancaría los aplausos del público. El acto también sirvió para entregar un pequeño detalle a Tania Bou como reconocimiento a su labor durante todos estos años en el centro musical.

Ya el miércoles sería el turno de los alumnos de Batería, Canto y Conjunto Coral. Cumpliendo las limitaciones de aforo en consonancia con la situación de la COVID-19, el jardín se convertía en punto de audición para estas actuaciones musicales. El colofón de la tarde llegaría con la banda juvenil, cuyos sones nos recordaron a películas de Walt Disney o de Steven Spielberg.

Para finalizar, el viernes fue el turno de las especialidades instrumentales individuales. Durante las casi dos horas, los educandos de guitarra, piano, clarinete, trombón, flauta, saxofón y violín demostraron gran parte de los contenidos aprendidos durante el presente curso. En este caso, el punto y final correría a cargo de los alumnos de percusión, cuya actuación estaba basada en los ritmos latinos.

También en la actuación del viernes se aprovechó para entregar a Cristóbal Yépez, conserje de la Escuela de Música hasta el presente curso, un pequeño detalle en agradecimiento a la labor desempeñada durante años.

La Escuela de Música agradece la confianza que las familias y los propios alumnos han depositado en ella. Las clases se retomarán en el mes de octubre.

GALERIA FOTOGRÁFICA

Segundo turno de matriculación del curso 2021/22

Todos los lunes, martes y miércoles del mes de septiembre de 17 a 20 h.

Escola 21_22JAGC. La Escuela de Música “Amando Blanquer” continúa su etapa de matriculación para el curso 21/22.

Este segundo periodo de matriculación continúa durante el mes de septiembre. En ese momento, cualquier lunes, martes y miércoles, de 17 a 20 horas, podrá llevarse a cabo la inscripción en las diferentes modalidades instrumentales (trompeta, clarinete, saxofón, oboe, trompa, percusión, guitarra, piano, canto, batería, trombón, violín, guitarra eléctrica, armónica, ukelele…), así como en los grupos conjuntos de Iniciación y Preparatorio. Además, puede solicitarse más información a través del nuevo correo escola@primitivadealcoy.com o, en horario de matrícula, a través del teléfono 96 503 03 51.

Las clases empezarán en octubre. Aprovechamos para recordar que la Escuela de Música “Amando Blanquer” es un centro reconocido por la Conselleria de Educación para el aprendizaje de la música, y que nos encontramos en el número 10 de la calle La Cordeta.

Se reabre el proceso de matriculación del curso 2020/21

Los lunes, martes y miércoles de todo el mes de septiembre de 17 a 20 h.

JAGC. Desde este martes 1 de septiembre, la Escuela de Música “Amando Blanquer” reabre el proceso de matriculación para el curso 20/21. Las matrículas pueden realizarse cualquier lunes, martes o miércoles del mes, en horario de 17 a 20 horas, en el número 10 de la calle La Cordeta.

Actualmente, la oferta de enseñanza acoge todo tipo de instrumentos, desde los relacionados con el ámbito de la banda (clarinete, flauta, saxofón, trompeta, trombón, trompa, oboe, percusión, batería…), como instrumentos vinculados a otro tipo de formaciones (violín, guitarra, guitarra eléctrica, violonchelo, piano, canto…). Sin olvidar, para los más pequeños de la casa, las clases de Iniciación y Preparatorio, así como otro tipo de enseñanzas colectivas (Lenguaje Musical, Banda Juvenil…).

Desde la Escuela de Música “Amando Blanquer” existe un compromiso firme de cara a llevar a cabo las clases de este curso en acorde a las medidas sanitarias y educativas establecidas por los organismos oficiales en relación a la Covid-19. Apostando al máximo por las clases presenciales, en la enseñanza de este curso primará la seguridad del alumnado a través de distintos medios: clases con distancia mínima interpersonal garantizada, dispensación de gel hidro-alcohólico, limpieza y desinfección diaria del material…

Cabe recordar que la Escuela de Música “Amando Blanquer” depende de la Corporación Musical Primitiva de Alcoy y que, curso tras curso, ofrece un marco de aprendizaje inigualable para el alumnado con audiciones, actividades culturales…

En caso de tener alguna duda o no poder acudir en el horario indicado, los interesados pueden enviar un correo electrónico a j.garcia@cimapolo.com

 

 

A %d blogueros les gusta esto: